Alcaldía de Bogotá anuncia protocolos para garantizar el derecho a la protesta

image alcaldiaweb.png
Foto: Alcaldía de Bogotá

El diálogo será la primera respuesta a los pedidos de los ciudadanos, por eso habrá un ejercicio de escucha activa de los reclamos, señaló la alcaldesa de Bogotá, Claudia López. 

La prioridad del nuevo protocolo es garantizar los Derechos Humanos y para eso habrá una cadena de mando “real y transparente”, por esta razón, la primera respuesta de la Administración en las manifestaciones estará a cargo de los gestores de convivencia y organismos de control como la Personería Distrital.

A partir de ahora el acompañamiento a la movilización social estará en cabeza de las Secretarías de Gobierno y Cultura, y no de la Secretaría de Seguridad que estará enfocada en garantizar los protocolos de Derechos Humanos establecidos para la fuerza pública.

Bogotá cuenta con el decreto 563 de 2015 que contiene pautas para prevenir el abuso de autoridad, el desorden público y la violencia, que será aplicado con rigurosidad por esta Administración. 

El nuevo protocolo incluye 4 puntos de intervención que serán adelantados así en el caso que se requiera:

1.    Sanción Social ante ataques al patrimonio público de la ciudad.

2.    Intervención de Madres Gestoras de Paz y Gestores de Convivencia:

3.    Intervención de Fuerza disponible de la Policía.

4.    Intervención del Esmad como último recurso cuando se ponga en riesgo la vida de las personas.

En cuanto a las Madres Gestoras de Paz, serán 100 madres, tanto de ciudadanos manifestantes como de miembros de la fuerza pública, acompañarán las movilizaciones como gestoras de paz a partir de este 21 de enero.

La apuesta de este grupo de madres es cuidar el pacífico desarrollo de las manifestaciones y servir como un cordón de vida en contra de la violencia en las movilizaciones sociales en Bogotá.

Así mismo, la alcaldesa señaló que, de acuerdo con las solicitudes de los organizadores de las manifestaciones, se dispondrán de escenarios para presentaciones artísticas y actividades culturales.  También se dispondrá de equipamiento para grafitis en telones blancos, de esta manera las movilizaciones en Bogotá serán un espacio para la expresión artística y ciudadana. 

En relación con TransMilenio, la mandataria de la ciudad recalcó que el derecho a la protesta social no puede afectar la seguridad e integridad de los ciudadanos que no se manifiestan y reiteró que se protegerá la infraestructura del sistema que moviliza a los bogotanos.

 

Share this