Al final de 2018 El Niño volverá a sentirse

El Nino.png
Foto: ELTIEMPO.COM

EL Gobierno nacional adelanta campañas de prevención y capacitación para ahorrar agua y energía. Se hace llamado a autoridades locales y departamentales a activar sus protocolos de emergencia.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) advirtió que existe un 70 por ciento de que el fenómeno de El Niño, que aumenta la temperatura mundial, se produzca en el último trimestre de 2018. En Colombia existen cerca de 326 municipios que se encuentran en riesgo de sufrir desabastecimiento por eventos asociados con la sequía.

Según la OMM " las previsiones de los modelos y las interpretaciones de los expertos, es probable en cerca de un 70% que las condiciones observadas alcancen el nivel de un episodio El Niño de intensidad débil en el último trimestre de 2018 y durante el invierno boreal 2018/19".

A su vez señaló que dicho fenómeno es dos veces más probable que el de la persistencia en condiciones neutras y que su efecto podría ocurrir muy rápidamente  entre los meses de septiembre y noviembre, aunque las previsiones son inciertas.

"La intensidad del próximo episodio de El Niño es incierta teniendo en cuenta los resultados de las previsiones digitales, que oscilan entre condiciones neutras y un Niño de intensidad moderada", informó la Organización Meteorológica Mundial, entidad que explicó que el arribo de un fenómeno potente parece poco probable.

Ante este panorama, el Gobierno nacional, a través del Ministerio de Ambiente y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), viene promoviendo desde julio la realización de labores preventivas en los municipios y departamentos de Colombia por parte de los alcaldes, gobernadores, cuerpos de socorro y corporaciones autónomas regionales (CAR).

"Debemos volver a nuestra esencia de la prevención, que es una palabra que se nos ha olvidado. No queremos tener un Ministerio reaccionario permanentemente ante los temas mediáticos que siempre nos ponen a pensar en cómo solucionar la contingencia y no cómo la planeamos desde mucho tiempo atrás", manifestó Ricardo Lozano, ministro de Ambiente.

Por su parte Ideam hizo un llamado a activar todos los protocolos necesarios para mitigar los efectos que podría causar el fenómeno de El Niño, entre los que  se encuentran la disminución pronunciada en la precipitación y en la humedad, así como la reducción de los niveles y los caudales de los ríos, la limitación en la cantidad de energía eléctrica que se puede generar, el incremento de la probabilidad de racionamientos de agua y el aumento en la cantidad de incendios forestales.

Adicionalmente, desde el Gobierno nacional se viene trabajando para que los más de 326 municipios que se encuentran en riesgo de sufrir desabastecimiento por eventos asociados con la sequía, según un informe del Ministro de Vivienda, adopten las medidas necesarias de prevención, a partir de la racionalización y el almacenamiento de agua.

Con información de Sostenibilidad Semana.

Share this