Acción popular contra las manifestaciones del 21 de noviembre

MARCHA ESTUDIANTES.jpg
Foto: LAUD

Un grupo de personas demandaron el paro nacional del próximo jueves con el fin de que no haya actos de vandalismo ni desmanes.

El abogado Juan Manuel Charry junto con Rubén Dario Lizarralde, María Claudia Rojas, Alejandra Carbajal, Diego Tobón, Ricardo Urdaneta, German Puerta y Augusto Jiménez, interpusieron una acción popular con el fin de que “se garanticen los derechos de quienes no participamos en el paro y se busquen soluciones efectivas para que sea una manifestación pacífica”, dijo Charry en LAUD 90.4 FM ESTÉREO.

Para ellos las razones del paro no son suficientes y las diferentes políticas públicas en material salarial o pensional se deben tramitar en el Congreso de la Republica y por otros medios, “no hay necesidad de acudir a las calles a manifestarse, pues con  la coyuntura regional actual, se corre el riesgo de que haya desmanes, violencia o vandalismo, situaciones que se deben evitar”, indicó el abogado.

Agregó que no están en contra de los derechos fundamentales como es la protesta. “Es un derecho constitucional, pero como cualquier otro tiene que ejercerse respetando los derechos de los demás”.

“Aunque las manifestaciones son válidas, se vuelven inconstitucionales cuando son actos de actos de fuerzas, de medidas de hecho que no cumplen con la finalidad de una huelga y que están proscritos por el ordenamiento jurídico, tal como lo establece la sentencia T-413 de 2005 de la Corte Constitucional”, explicó el abogado en su columna de la  Revista Semana titulada ’10 razones contra el paro nacional’y en la ‘Revista de la Mañana’.

Ante lo que podría hacer un juez en respuesta a la acción popular de los demandantes, Charry señaló varias opciones: una concertación frente al paro, de manera que quienes lo convocan manifiesten sus insatisfacciones al Gobierno Nacional y que este trate de tramitar ese inconformismo. Pero si realmente salen a las calles, que la justicia no autorice la presencia de encapuchados, que se realicen requisas, que no se porte elementos contundentes, y si llega al vandalismo, se suspenda la manifestación para evitar daños tanto en la integridad física como en la economía”.

“Los que no manifestamos, también tenemos derechos y esos derechos nos lo deben garantizar”, puntualizó Juan Manuel Cahrry. Escuchar entrevista.  

Share this