50 años de la matanza de Tlatelolco: la brutal masacre contra los estudiantes

movimiento-1968.jpg
Foto: Pulso

La masacre de Tlatelolco dejó por lo menos a 300 muertos, 700 heridos y 5.000 estudiantes detenidos.

Uno de los hechos más dramáticos de la historia de México sucedió  el 2 de octubre de 1968 cuando  miles de estudiantes se congregaron en la Plaza de las Tres Culturas para protestar contra el autoritarismo del presidente mexicano Gustavo Díaz Ordaz. Esa tarde asesinaron a más de 300 estudiantes, sin embargo las cifras oficiales que entregó el gobierno hablan de 20 a 28 estudiantes asesinados.

El gobierno vio en los estudiantes al enemigo, inicialmente los estigmatizó posteriormente hizo caer todo el peso de sus fuerzas armadas como si tratara de unos adversarios armados, por otra parte los ciudadanos en general vieron una oportunidad legitima de protestar libremente en contra del gobierno.

La masacre fue organizada por el Ejército mexicano, la Dirección Federal de Seguridad y el grupo parapolicial conocido como “Brigada Blanca” que se infiltró en la multitud identificándose con un guante blanco en la mano izquierda.

Alan Tovarich, activista mexicano, habló en el programa ‘Revista de la Mañana’ sobre el hecho histórico.

“El movimiento estudiantil de 1968 en México tiene una historia muy ligada a las protestas contra un régimen autoritario dirigido por el presidente de la republica Gustavo Díaz Ordaz. El 2 de octubre fue la culminación de todo el movimiento encabezado por jóvenes universitarios de las dos principales universidades de nuestro país, la Universidad Autónoma de México UNAM y el Instituto Politécnico Nacional IPN, que a partir de ese momento inician una serie de enfrentamientos con la policía”

14 días antes el ejército nacional había violado la autonomía universitaria ocupando las instalaciones de la UNAM, persiguiendo y deteniendo a los estudiantes organizados.

El activista dijo: “las autoridades arrestaron a estudiantes y directivos, esto dio inició a las protestas por la autonomía universitaria, los estudiantes lograron gran simpatía con otras universidades haciendo que el movimiento creciera, luego se dio la marcha del silencio donde los jóvenes le demostraron al gobierno que podían expresar sus inconformidades sin violencia, pero el Presidente lo vio como una provocación y ordenó a los militares que se tomaran las instalaciones de las instituciones y  fue en ese momento cuando se empiezan a unir los trabajadores, las amas de casa y varios movimientos al ver la injusticia que se estaba cometiendo”.

Las Olimpiadas en México que se desarrollaban en ese momento fueron un punto de quiebre ya que era la oportunidad ideal para mostrar el verdadero país para los estudiantes y el orden para el gobierno central, no obstante gracias a la prensa internacional que inicialmente cubriría el evento deportivo terminaron visibilizando el abuso del poder presidencial Díaz Ordaz.

Tovarich, aseguró que la molestia de los estudiantes fue por la negativa hacia los juegos olímpicos “lo que querían era que el gobierno atendiera sus demandas ¡No queremos olimpiadas, queremos soluciones! Decían los estudiantes. Semanas antes del evento llegaron periodistas enviados por medios internacionales lo que ayudó a que se conociera la situación alrededor del mundo y más cuando había tanto silencio por parte de los gobernadores de los países”

Para finalizar, el activista enfatizó: “hasta el momento la justicia no ha llegado,  solo intentos por esclarecer los hechos. Por su parte los movimientos sociales y estudiantiles que permanecen y se están desarrollando actualmente tienen la esperanza en el presidente Andrés Manuel López Obrador para que cumpla sus promesas de campaña, y puedan lograr la atención necesaria a sus demandas por parte del gobierno”. Escuchar entrevista.

Noticias relacionadas:

“Seamos realistas, pidamos lo imposible”.

Share this