45% de Mipymes en Bogotá están al borde de la liquidación, anuncia Acopi

laud-mediana-empresa-eleconomista.jpg
Foto: El Economista

La demora en la entrega de los subsidios a la nómina, difícil acceso a los créditos y el agotamiento del flujo de caja ha hecho que los empresarios piensen en el cierre definitivo.

El Gobierno Nacional desde mayo dio autorización a la apertura gradual de algunos sectores de la economía luego de más de un mes de cierre total de actividades en el país. Pese a que varios negocios se reactivaron, los resultados de la recuperación no son inmediatos; los que llevan la peor parte son las mipymes que abarca la micro, mediana y pequeña empresa. Para conocer más sobre esta realidad LAUD 90.4 FM ESTÉRO, dialogó con María Alejandra Osorio, subdirectora ejecutiva de Acopi Bogotá-Cundinamarca.

“Esta es una crisis que no solo es de iliquidez, sino también de insolvencia, lo que tiene una connotación más grave. Según el estudio de ‘Botero y Lora’ en abril dice que habrá una triple contingencia si no se subsidia la nómina, esta consistirá: primero que los pagos del Fondo Nacional de Garantías tendrían que asumirlo el Gobierno, segundo que si las empresas no reciben nada habrá desempleo y se aumentará el subsidio al mismo, y tercero si los bancos no pueden salvarse tocaría auxiliar a los mismo. A la fecha vemos lo que está pasando con las mipymes y consideramos que el auxilio llegó tarde y se quedó corta la ayuda del Gobierno” afirmó.

Para conocer el impacto que ha tenido la emergencia por la pandemia en el gremio, Acopi Bogotá-Cundinamarca y el Observatorio de Desarrollo Económico elaboran una encuesta semanal para hacerle seguimiento a la problemática. A fecha del 31 de mayo reveló que: “Teniendo en cuenta que la reapertura económica en Bogotá está un poco retrasada, los resultados muestran que el 40% de las empresas están cerrada, además un 30% está funcionado con menos del 50% de su capacidad instalada, esto se debe a la aplicación de protocolos y por la disminución de las ventas”

El estudio evidenció que el 45% de las mipymes encuestadas están al borde de liquidar sus negocios, se han perdido 967 empleos y 55% no pueden tener la opción del teletrabajo, el 86% no han podido acceder al subsidio del pago de la nómina y al 62% no se les ha otorgado los créditos de Bancoldex. La mayor reducción de la mano de obra la presentaron los subsectores del calzado con el 67%, servicio 48% y comercio 48%.

La muestra se hizo a 216 mipymes ubicadas en todas las localidades de Bogotá donde el 70% son microempresas, 21% corresponde a la pequeña, 8% mediana y 1% grande. Conozca estudio completo aquí.

En cuanto los protocolos de bioseguridad el 94% de los encuestados dicen estar listos y el 79% tiene implementado el sistema de seguridad y salud en el trabajo. Al respecto Osorio dijo: “hay negocios que no se les permite la reapertura porque les falta algo en las medidas pero hay informales que están operando sin ninguna seguridad”.

Y enfatizó: “El 60% de la economía del país es informal y esta es otra realidad que desde Acopi hemos hecho el llamado a hacer una formalización empresarial vía fiscalización, lo que significa acompañar y sensibilizar esas unidades productivas pequeñas a que adopten protocolos de seguridad y busquen el camino hacia lo formal de manera voluntaria, no a la fuerza”.

Finalmente la entrevistada se pronunció sobre la importancia de defender el consumo de productos nacionales: “Desde antes de la pandemia la industria colombiana tenía dificultades por la mercancía extranjera que llegaba a razón del TLC. Los días sin IVA servirán para que las grandes plataformas salgan de los inventarios acumulados estos meses, es ahí donde instamos que se incentive a consumir lo nuestro y se hagan compras públicas”.

Ver entrevista en el siguiente video:

Share this