33 recomendaciones para proteger la protesta, Defensoría

laud-protesta-social-laud (1).jpg
Foto: LAUD

Cámaras dentro las patrullas y en los cascos del Esmad, uso de drones y formación en Derechos Humanos, hacen parte de las sugerencias.

La Defensoría del Pueblo dio a conocer un conjunto de 33 recomendaciones para evitar la violencia durante el ejercicio del derecho a la manifestación en Colombia. Las pautas son el resultado de 26 mesas de trabajo convocadas por el Defensor Carlos Camargo, en cumplimiento al fallo de la Corte Suprema de Justicia, que ordena adoptar acciones para garantizar la protesta pacífica y no destructiva. En dichas mesas participaron representantes de la sociedad civil como accionantes de la tutela, plataformas de Derechos Humanos, organizaciones no gubernamentales, academia, expertos constitucionalistas, entidades públicas y fuerza pública, entre otros.

Las recomendaciones están dirigidas a la Policía Nacional, la Fiscalía, la Procuraduría, el Ministerio de Educación, el Gobierno Nacional y la propia Defensoría del Pueblo. Entre ellas está la implementación de herramientas tecnológicas como mecanismo de vigilancia y grabación dentro de las patrullas y medios de transporte. También cámaras de grabación en los cascos del ESMAD, con el fin de revisar su actuación antes y durante la protesta. Incluyen la institucionalización del uso de drones para que registren los hechos durante las intervenciones. Conjuntamente contemplan la investigación y sanción a los agentes que violen el derecho de los ciudadanos a grabar con sus celulares los incidentes.

Por otra parte, les recuerdan a la Procuraduría, Fiscalía y a la Inspección General de la Policía Nacional, que la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes, están prohibidos sin excepciones. Y se pide acelerar las investigaciones sobre los actos de violencia denunciados, exigiendo sanciones ejemplares para los motivadores. Al mismo tiempo la entidad sugiere mayor vigilancia y acompañamiento por parte del Ministerio Público en la revisión de los CAI y las Estaciones de Policía para verificar la legalidad de los procedimientos, el uso adecuado de los elementos del servicio y el respeto de los DD. HH. por parte de los integrantes del cuerpo armado.

Así mismo se plantea la revisión del currículo académico de la Escuela de Formación en lo referente al derecho a las marchas y la capacitación a todo el personal en protocolos de actuación en manifestaciones públicas.

Otro resultado de las 26 mesas de trabajo, es que la Defensoría tendrá mayor presencia y acompañamiento durante las protestas pacíficas, al tiempo que liderará la creación de canales de comunicación con las plataformas de DD.HH. La institución asume la obligación de articular con las autoridades regionales y locales, actividades de capacitación y pedagogía en DD.HH., acompañamiento y manejo de disturbios a los integrantes de la fuerza pública. Esta tarea se hace extensiva a los ciudadanos.

La Defensoría adelantará campañas sobre los derechos de reunión y manifestación, al buen nombre y a la honra, y la prevención de cualquier forma de estigmatización de todos aquellos que participen en las marchas, en particular de líderes y lideresas sociales. Según la entidad se hace necesario generar espacios de diálogo para fortalecer la confianza entre la ciudadanía y la institucionalidad y para ello afirmó trabajar a nivel nacional y regional con socios estratégicos para tal fin.

Información tomada de la Defensoría del Pueblo.

Share this