25 años de la muerte de Lucho Bermúdez

lUCHO 1.jpg
Foto: El Universal

El gran compositor colombiano que interpretó el porro y la cumbia por primera vez en una orquesta y trasladó estos ritmos al centro del país.

El 23 de abril se cumplieron 25 años de la muerte de Luis Eduardo Bermúdez Acosta, conocido como Lucho Bermúdez, nacido en Carmen de Bolívar el 25 de enero de 1912. Sus logros y sus legados han hecho que el intérprete siga vivo en la memoria cultural de Colombia, muestra de ello es la vigencia de la orquesta oficial a su nombre que él mismo fundó en 1947 y que actualmente dirige su hija Patricia.

Cuando tenía dos años de vida perdió a su padre, por su parte la madre de 17 decidió entregarlo a su abuela Concepción Montes para la crianza. El encuentro con la música se dio por parte de su tío José María quien era artista. A los seis años aprendió a tocar el flautín, a los nueve ya viviendo en Aracataca, el saxofón, la trompeta, la flauta y el trombón. En los 14 en Santa Marta integró la banda del Batallón Córdoba. No había transcurrido una década y ya Lucho había compuesto sus primeros temas, participado en cuatro bandas y contraído matrimonio con Leda Montes, la primera de tres esposas.

A los 30 años comenzó sus grandes conquistas, una de ellas fue interpretar el porro, la cumbia y el mapalé por vez primera en una orquesta. Otra fue trasladar estos ritmos al corazón de las élites bogotanas e ingresarlos al centro del país. Su popularidad en la capital tuvo origen en el club nocturno Metropolitan ubicado en la Av. Jiménez con carrera Séptima en 1944. Es allí donde se hizo gran amigo de Jorge Eliécer Gaitán y conoció a Matilde Díaz, la joya de la Orquesta de Lucho Bermúdez y con quien se casó dos años después en una gira de grabación con la R.C.A. Víctor en Argentina.

En adelante la carrera del músico, cultivada en los municipios del Caribe, creció y se difundió no sólo en Colombia sino también en Latinoamérica. Vivió en Cuba y en México, compartió con Celia Cruz, Benny Moré, Dámaso Pérez Prado, Rafael Díaz. Creó el ritmo tumbasón, derivado del son cubano, al igual que la patacumbia que tenía como base los sonidos africanos. Y con sus éxitos inolvidables, entre ellos ‘Salsipuedes’ ‘Danza negra’, ‘Tolú’, ‘Carmen de Bolívar, ‘San Fernando’, ‘Dos almas unidas’, se convirtió en el rey del porro.

Durante la cima de su recorrido artístico Matilde Díaz se separó y Lucho posteriormente se casó con Elba Gallo Pardo, 33 años menor que él. El compositor continuó cosechando triunfos, grabó más de 10 álbumes, tuvo 50 giras internacionales, más de mil presentaciones en vivo y fue homenajeado 300 veces en vida, entre sus condecoraciones estan la recibida de parte de los presidentes Belisario Betancurt y César Gaviria. A los 82 años murió por complicaciones de salud. En 2012 se celebraron los 100 años de su natalicio razón por la cual se consagró el ‘Año Lucho Bermúdez’.

Noticias relacionadas:

Un homenaje musical al maestro Lucho Bermúdez con porros y cumbias.

Share this