'1917': una coreografía bélica

laud 1917web.jpg
Foto: Universal Pictures

La favorita en los Oscar sorprende por su maestría cinematográfica.

Sam Mendes, el director de 'Belleza americana' vuelve a sorprender. Lo que es mejor, él mismo volvió hacerlo, así lo indicó su rostro al ganarle, en los Globo de Oro, a los favoritos Martin Scorsese y Quentin Tarantino.

Es cierto que la historia de '1917' se puede resumir en un poco más de un renglón, sin embargo, su sencillez nada tiene que ver con una película simple, sino todo lo contrario. Estamos ante una mega obra visual.

Dos soldados deben informar a otro comando que no deben atacar, porque caerían en una trampa del enemigo en el que morirían 16 mil soldados.

Mendes, inspirado en su trabajo con el agente 007 decide hacer un plano secuencia para rodar el filme. Lo que agudiza la tensión de la historia, la pesadilla o el relato histórico como usted lo quiera llamar, ocurre en tiempo real. En cuanto a la trama es la primera vez que el director se decidió a escribir inspirado en las historias de su abuelo.

Es imposible no sentir empatía por los protagonistas del relato. Aunque los diálogos son escasos, tienen gran profundidad, digno de uno de los episodios más dolorosos de nuestra historia como lo fue la Primera Guerra Mundial.

Aunque la historia es narrada desde el ejército británico, no es una visión de buenos o malos, ni tampoco un grito nacionalista. Estamos ante una mirada humana que evidencia la crueldad de la guerra.

'1917' por su maestría cinematográfica esperamos que ojalá la pueda ver en una sala de cine, por sus imágenes y sonido que no defraudará al espectador.

Share this