15 mil beneficiaros fallecidos recibieron alimentos del ICBF

laud-canastas-nutricionales-icbf.jpg
Foto: Icbf

Contraloría afirma que la cifra equivale a 28 mil raciones, además se identificó casos como el de una madre con 172 hijos en el César. 

Al iniciar la pandemia por el Covid-19 el Instituto de Bienestar Familiar – ICBF inició la ejecución de un plan de contingencia para garantizar la alimentación de los niños y niñas de cero a cinco años y madres gestantes adscritas al programa ‘Canastas Familiares’. Para ello, los contratistas del Instituto  fueron los responsables de la repartición de las raciones. Pero no todas las entregas llegaron a la población vulnerable, pues parte de los alimentos fueron desviados a niños que estaban fallecidos.

La alerta la dio la Dirección de Información, Análisis y Reacción Inmediata – DIARI de la Contraloría General de la República – CGR, cuando luego de inspeccionar a profundidad el uso de los recursos públicos, la función de los contratistas y cruzar datos con la Registraduría Nacional identificaron 69 alertas de irregularidades.

Entre los hallazgos se conoció que 15.580 acudientes registrados en la base de datos aparecen como fallecidos, lo que equivale a 28.018 raciones concedidas a personas que no existen. La CGR hizo el cálculo: Si cada canasta costara $80 mil pesos, que era el valor más bajo de las mismas, el desvío de recursos sería de $ 2 mil 241 millones de pesos, que se dejaron de recibir mujeres y niños. Algunos departamentos que presentaron casos de entregas falsas fueron la Guajira con 4.548, de mayo a julio; Chocó con 37, Nariño con 8.

Otras seis alertas tuvieron que ver con los tutores o padres de múltiples hijos, como fue el de una madre en Chimichagua (César), quien aparece con 172 hijos, más otro menor en el Magadalena. En cuanto al Norte de Santander en los municipios de Teorama, Hacarí, San Calixto, La Playa, Ábrego y El Carmen, un adulto reclamó canastas para 195 beneficiarios declarando ser su acudiente. Y en Buenaventura (Valle del Cauca) un hombre dijo ser el tío político de 134 menores.

No siendo suficiente el caso de corrupción entre los contratistas, la CGR generó 25 alertas en los contratos firmados con el ICBF donde hay bajo índice de cumplimiento, lo que equivale a $12 mil 87 millones de pesos. Se trata de contratos en los que en los meses de mayo, junio y julio del presente año realizaron pocas entregas y, en algunos casos, ninguna.

La información la obtuvo el ente de control luego de analizar 100 mil planillas presentadas por los operadores, diligenciadas a mano y en formato PDF. Para reconocer los datos fue necesario acudir a servicios cognitivos de inteligencia artificial, extraer la información de beneficiarios y cédulas, y almacenarla en una base de datos.

Además de los llamados de atención dados por la CGR, se instó a avanzar en el uso de nuevas tecnologías, que permitan un mejor seguimiento y efectivo control de la ejecución contractual de los operadores.

Con información de la CGR.

Share this