“TransMilenio no es un servicio que a nosotros nos satisfaga”

Subgerente.jpg
Foto: LAUD

Esto fue lo que dijo el subgerente de TransMilenio, Gustavo García, en LAUD 90.4 FM ESTÉREO al preguntarle sobre los distintos cambios que va a tener  este servicio de transporte público de Bogotá, el cual está en constante crisis por falta de voluntad política, de cultura de los usuarios e infraestructura.

El Subgerente señaló que el servicio que ofrece TransMilenio “no es un servicio que a nosotros nos satisfaga, ni es el que se merecen los bogotanos”. Agregó que el Sistema viene con un atraso de 12 años  en el cual no se han tomado una serie de decisiones, como que existan más troncales, ampliar las estaciones actuales, crecimiento de la integración modal del medio de transporte, ampliación de la frecuencia de los buses, entre otros aspectos.

Ante este panorama el funcionario dijo que se está revisando todo el diseño integral que se tiene: cómo se está operando y distribuyendo  la flota. “Por eso hemos venido haciendo una serie de cambios para mejorar el servicio en la ciudad y el más importante, pero es a largo plazo, es el de tener más troncales para que haya un mayor cubrimiento y óptima distribución de los buses”.

Por ahora se viene implementando ajustes a  corto plazo, como  por ejemplo, la modificación de las rutas fáciles, la personalización de las tarjetas de TransMilenio cuyo plazo es hasta el 30 de noviembre y el cual  da derecho a dos trasbordos en un espacio de 90 minutos. También se tiene la opción de hacer viajes a crédito si la tarjeta no tiene fondos y permitirá conocer qué viaje hacen las personas diariamente para poderles ofrecer opciones de combinaciones de transporte.

Rutas alimentadores seguirán funcionando

Según García el objetivo es ofrecerle un mejor servicio a los usuarios, pero no desapareciendo los alimentadores. “Lo que sucede es que hay mucha gente que no  usa como corresponde esta ruta, por lo tanto no se sabe cuántos buses se requieren para distribuir mejor la flota y ser más eficientes en cuanto al tiempo que duren  las rutas”.

“Estos ajustes no son para quitar el servicio de alimentación, sino para optimizar las distintas conexiones y combinaciones de viajes que se deben dar para que los usuarios se trasladen más cómodamente y rápidamente, sin cobrarles más de los $2.200 pesos del pasaje”, puntualizó el funcionario.

Usuarios del SITP requieren una pedagogía que se entienda

“Necesitamos hacer más esfuerzos en la pedagogía para que sea claro cómo utilizar el servicio”. Según el Subgerente las transformaciones se han dado lentamente  como el de las rutas fáciles, “lo hicimos con la suficiente pedagogía”. En cuanto al cambio de los alimentadores no se ha hecho pedagogía, pero eso se va hacer gradualmente”.

El funcionario indicó que se está haciendo una revisión en los aplicativos, en la señalización la cual se quiere modificar. “Se pretende quitar letras al sistema y a los buses y dejar solo los números para simplificar. Y hay  personas quienes están en los portales y las estaciones para facilitar la lectura de los mapas”.

Recalcó que cualquier  información, duda o queja que se tenga, con respecto al servicio, el usuario se puede comunicar a la línea 195 o al teléfono 2203000.

Escuchar entrevista aquí.

Share this