“Seamos realistas, pidamos lo imposible”

Mayo del 68.jpg
Foto: Revista Arcadia

Los estudiantes, los obreros, las mujeres y el partido comunista salieron a las calles a reivindicar nuevos tiempos que generaran una verdadera revolución, que no prosperó pero que fue la protesta más influyente en las décadas posteriores.

Millones de estudiantes quisieron cambiar el sistema a punta de protestas y manifestaciones.

Frank Molano, profesor de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, nos acompañó en el programa ‘Revista de la Mañana’ para hacer  un análisis sobre las protestas estudiantiles que desataron el movimiento Mayo del 68 en Francia.

“Este mayo francés ocurre en una coyuntura histórica donde los movimientos de protesta social juvenil –estudiantil y obrero paralizaron las calles en un momento de florecimiento económico. Manifestaciones en contra del Estado y de sus políticas, en donde los jóvenes toman distancia de este proyecto social, criticando el gobierno autoritario, es decir, todos los jóvenes se solidarizaron para lograr una democracia y autonomía universitaria”, explicó el docente.

Agregó que los estudiantes querían lograr una reforma educativa, una fragmentación de la universidad, y una supresión de las cátedras libres, porque la expansión capitalista quería la formación de profesionales e incrementar la matrícula universitaria, creando politécnicos en donde sus estudiantes no contarán con las ciencias humanas, por eso  los jóvenes del mayo parisino se enfrentan y van a la calles,  la ciudad queda paralizada porque la clase obrera también sale a protestar”.

Para finalizar el profesor aseguró que “políticamente no se ganó, pero los jóvenes lograron distanciarse del proyecto hegemónico en Europa, que ayudó a dar origen  y gran fuerza al ambientalismo, al feminismo, a las teologías de la liberación, a formas distintas de ver el mundo y a reconocer que hay una diversidad censurada. Lograron y consolidaron un triunfo cultural, convertir lo imposible en posible inspirando a todos los jóvenes del mundo a apostarle a un mundo mejor. Seamos realistas, pidamos lo imposible.

“Mayo del 68 nos deja el sentido vital de trasformación, pilar fundamental para mejorar las cosas y despertar ese inconformismo que hoy es tan necesario” Escuchar entrevista.   

Share this