“Plan pistola” del Clan del Golfo pone en alerta a la policía y a la población civil

Plan Pistola.jpg
Foto: Red Más Noticias

Desde el pasado 1° de mayo, el Clan del Golfo ha venido realizando una ofensiva violenta contra la policía, denominada como ‘Plan Pistola’ en varios departamentos del país, siendo este periodo en el que mayor actividad violenta se ha registrado en el último año.

De acuerdo con información  del  Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos, CERAC,  en lo corrido del mes de mayo, el Clan ha realizado en promedio diez acciones por semana, mientras que el promedio semanal de los primeros cuatro meses de 2017 es de menos de una acción por semana.

Este grupo al margen de la ley realizó 22 acciones violentas y participó en cuatro combates. 21 acciones violentas fueron contra instalaciones o integrantes de la Policía. En estas acciones murieron ocho uniformados y un civil; además resultaron heridos dieciséis policías, ocho civiles, dos guardianes del INPEC y un soldado del Ejército.

Según el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, este aumento de la actividad violenta en contra de la fuerza pública es una retaliación a operaciones, en las que han sido capturados o han muerto comandantes de este GPDP. Información de la policía indica que el Clan está ofreciendo a sus integrantes hasta dos millones de pesos por cada uniformado asesinado.

A su vez  Villegas recalcó que este aumento de la actividad violenta es una retaliación a operaciones de la fuerza pública, en la que han sido capturados o han muerto comandantes de este GPDP.

César Niño, experto en seguridad, quien fue consultado por LAUD 90.4 FM ESTÉREO, señaló que ha empezado una ofensiva criminal por parte del Clan del Golfo, por lo cual se podría volver a lo que fueron esas épocas de Pablo Escobar cuando los policías eran los objetivos militares. “Aquí hay dos vertientes: Una sería el impacto negativo frente a la estructura física de la fuerza pública, y dos una sensación  de terror en cuanto a que podamos  vivir nuevamente lo de los carros bombas en centros comerciales y el sentimiento de zozobra frente a un pulso estratégico del Clan del Golfo en las principales ciudades del país”.

En cuanto a la pretensión del Clan con respecto al “Plan  pistola”, Niño  indicó que lo que buscan es hacer sentir que tienen una capacidad militar y de crimen organizado tan fuerte que ni si quiera las instituciones del país pueden llegar a bloquear sus intenciones.  “Me preocupa la sensación que  quiere generar  el Clan del Golfo de debilidad de la policía. La acciones del  grupo pueden ser tomadas  como si fuera los retos y los desafíos de la seguridad ciudadana y nacional de lo que vivimos como es el posacuerdo en Colombia”.

Para el CERAC, si bien no se puede caracterizar la situación como de tipo “terrorista” por parte de este grupo de crimen organizado, pues no busca atemorizar de manera general a la población o un grupo de ella, sí es probable que la campaña de violencia en contra de la fuerza pública reduzca de manera importante la efectividad de las acciones contra este grupo de crimen organizado, pues obliga a tomar medidas de precaución excesiva y a modificar las operaciones para incluir un componente de protección y defensivo mayor.

Sin embargo, para el experto en seguridad el hecho de amedrentar a la sociedad civil, como el mismo hecho del acto explosivo  y lo que genera en cuanto  efectos físicos, psicológicos y de seguridad  en la población y la policía se podría llamar terrorismo. “El terrorismo es una metodología de violencia con un fin determinado”

Escuchar entrevista aquí. 

Share this