“El próximo Secretario no debe llamarse de movilidad sino de chicharrón”

laud-movilidad.png
Foto: lafm.com.co

A pocos meses de terminarse el gobierno del alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, LAUD 90.4 FM ESTÉREO hace un recuento de los logros y fracasos en materia de movilidad con el experto Fernando Rojas.

Presente y futuro del SITP

Hace unos días se firmó un Otrosí entre la Administración Distrital y los operadores del SITP con el fin de mejorar la calidad en la prestación del servicio para los usuarios y la sostenibilidad del Sistema Integrado de Transporte Público zonal. Para el experto Rojas, está bien que se logre una renegociación que permita que el Distrito y los operadores sigan un camino para tratar de salvar el SITP, sin embargo, hay dudas en cuanto a la estructura del acuerdo.

“Si no incluye una readecuación de los pagos que el Distrito tiene que hacerles, de la calidad del servicio, del tipo de rutas, frecuencias y condiciones con las que se presta, es muy difícil que el SITP cambie porque el alcalde Peñalosa ha dicho en varias ocasiones que este medio de transporte debe acabarse y cuando se construyan las trocales de TransMilenio que él está proyectando, los buses azules van a hacer trayectos muy cortos para conectar las troncales”.

El metro de Bogotá “otro gran chicharrón”

Fue lo que dijo Fernando Rojas, porque Peñalosa tomó la decisión de dividir la primera línea del metro en dos partes, desde Bosa hasta la 72 con Caracas y la segunda desde ese punto hasta la 127, y el compromiso que él asumió es construir un porcentaje de la primera parte de la línea inicial, “o sea él puede construir cualquier pedazo entre Bosa y la 72 para decir que él cumplió… pero queda la incertidumbre y no nos podemos subir a una idea que no tenemos clara”.

Rojas dijo que él siempre fue de la idea de dejar el metro subterráneo, sin embargo, el Alcalde decidió cambiar ese rumbo, “por más que yo no esté de acuerdo, además porque he presentado con argumentos sobre la inconveniencia de un metro elevado, sería demagógico e irresponsable, si el contrato se firma o no, echarse para atrás”. Recalcó: “se debe seguir el proyecto como lo dejen… la gente ya está cansada de si es elevado o subterráneo”.

TransMilenio por la Séptima

Decisiones jurídicas han obstaculizado la implementación del TransMilenio por la Séptima. Una por parte de la Procuraduría General que suspendió la obra el pasado 23 de abril porque considera que no había certeza sobre la armonización de los estudios y diseños de la troncal por la Carrera Séptima y el Plan parcial del Pedregal. Y la más reciente, por falta de estudios, el juez 49 Administrativo de Bogotá ratificó la orden de suspender la adjudicación del proyecto.

“TrasnMileniopor la Séptima genera tal nivel de resistencia y de oposición, que, si finalmente lo construyen, se terminará asumiendo a regañadientes y no tendrá legitimidad ni el apoyo ciudadano necesario para que el sistema funcione bien”.

Añadió: “durante estos tres años, Peñalosa no introdujo mejoras sustanciales para el funcionamiento de TransMilenio y este medio de transporte no está respondiendo a las necesidades de la ciudadanía”.

Patinetas eléctricas y bicicletas, alternativas en movilidad

Para Rojas, tanto Gustavo Petro como Enrique Peñalosa incumplieron su promesa de darle a la ciudad un sistema público de bicicletas, “ninguno de los dos pudo” y ante la necesidad que tienen los ciudadanos de movilizarse, la patineta eléctrica y la bicicleta han sido un aporte de los privados, y por su buen funcionamiento los ciudadanos se apropiaron volviéndose comunes.

“La Administración en lugar de ayudar a qué eso funcione empezó a poner palos en la rueda, y si es por defender espació público de las patinetas, listo, entonces también quíteme las motos, las bicicletas y los carros que la invaden y eso no pasa”, manifestó.

Sin embargo, señala, que la reglamentación va en la dirección que debería ir, por ejemplo, en cuanto al límite de velocidad para las patinetas y las reglas de juego para el parqueo.

No obstante, el “Distrito también debería asumir su responsabilidad en cuanto a la pedagogía a los usuarios, pues les dice a los privados que ellos son los que deben hacer esa labor”.

Igualmente indica que hay otras dos falencias más, una, los incentivos a los usuarios por el buen uso de la patineta y otra, es que no se sabe cómo se definen las tarifas, lo cual podrían incurrir en un abuso por parte de los privados.

Finalmente, Fernando Rojas destacó como positivo de la Administración en materia de movilidad tres aspectos: La renovación de la flota de TransMilenio, la semaforización inteligente y la reducción de accidentalidad.

Share this