‘Van Gogh’: La locura de ser sensato

LAUD Van Gogh.jpeg
Foto: Difusión

La nueva película sobre Vincent van Gogh condensa su mayor etapa creativa.

‘Van Gogh: en la puerta de la eternidad’ (At Eternity’s Gate’) es dirigida por Julian Schnabel reconocido por su cinta del 2007 ‘La escafandra y la mariposa’, pero él no es solo es director, es un artista, sus pinturas han sido expuestas en el Museo de Arte Contemporáneo en Houston. Esa sensibilidad se expresa en la película.

Willem Dafoeinterpreta a Vincent van Gogh, para darle más realismo a su interpretación tomó clases de pintura, sus escenas son simplemente magistrales ya que no se atemoriza al momento de tomar los pinceles, al enfrentarse con el lienzo más que con un artista que plasmaba su obra con una velocidad sorprendente.

En cuanto a la exigencia técnica Dafoe no tiene la menor tacha. Pero, sobre la interiorización de su personaje es absolutamente perfecto, el actor ahonda en la genialidad del pintor, sus limitantes al compartir con lo demás, su pasión para observar los objetos, la naturaleza y las personas y su entrega con los seres más amados como lo es su relación con su hermano menor Theo (Rupert Friend) y el reconocido pintor Paul Gauguin (Oscar Isaac) quien lo estimuló a radicarse al sur de Francia, Gauguin reconoció su trabajo, pero durante su convivencia le cuestionó su estilo.

Schnabel y Dafoehicieron una comunión, el espectador ve a través de los ojos del genio la naturaleza, comprende sus motivaciones. Algunas secuencias parecen cuadros, el cuarto amarillo a pesar de su pobreza tiene una textura artística de alta belleza.

No es la primera vez que se aborda la vida de Van Gogh en una película, ‘Loving Vincent’ fue el anterior ejemplo, una producción animada que se proyectó en el país.

Sin duda, la vida de Van Gogh es de las más estudiada a lo largo de la historia, así que su muerte, su pobreza, su amputación de la oreja y su “locura” son elementos que están presentes. La grandeza de ‘Van Gogh: en la puerta de la eternidad’ está en la riqueza del tratamiento, aquí la forma está a la altura del fondo.  

Share this