‘Tintas de esperanza’ una campaña del tatuador, Fabían Henao

Fabian Henao.png
Foto: /www.instagram.com/lienzosdepiel/?hl=es-la

El tatuador colombiano regala unas horas de su tiempo para cambiarle la vida a las sobrevivientes del cáncer de seno con una reconstrucción de pezón gratis, por medio de lo que mejor hace, el arte del tattoo.

Fabián Henao es un reconocido tatuador, dice que su iniciativa se dio por una bonita casualidad. “En facebook, un fin de semana desparchado, publiqué lo que quería hacer, una labor que iría hasta diciembre de 2015, sin embargo, a los dos días ya tenía más de 2 mil mensajes de mujeres de todo el mundo, por lo cual tuve que cerrar esa plataforma y además WhatsApp, para poder asimilar todo… ahí me di cuenta que esto era un problema social”, menciona Henao para LAUD 90.4 FM ESTÉREO.

Esto no es tarea para cualquiera, ni siquiera para el tatuador más talentoso. Se requiere de técnicas avanzadas como la cromatología, el realismo, juegos de sombras, pero también se necesita de tiempo y dedicación. Gracias a su experiencia Fabián realiza estos tatuajes médico-reconstructivos en 40 minutos, a un promedio de 10 mujeres por día.

Normalmente reconstruye las aureolas y pezones a su gusto, utilizando un tono de color acorde a la piel de la paciente y del tamaño que solían ser. Si es una sola mama se copia del original, logrando una similitud del 90%. Pero si las pacientes vienen por algo en específico, él sigue sus peticiones.

Lo que inicialmente se pensó realizar solo en la ciudad de Armenia, terminó transformándose en una campaña a nivel internacional. Gracias a los mensajes que recibe constantemente de todas partes del mundo, ha visitado varios países como Guatemala, Costa Rica, Panamá y México, y está en diálogo con otros que por falta de organización y número de mujeres que quieran participar, no se ha logrado concretar.

Cada mujer en el mundo es única, cada historia y cada detalle que las conforma, sin embargo, la alegría de mirarse al espejo con sus senos totalmente reconstruidos la comparten todas las luchadoras que han pasado por las manos de este ángel con rastas.

“Las reacciones casi siempre terminan en lágrimas. Primero es de asombro, de impacto, porque se ve muy real, y muchas lo primero que hacen es enviar su mano para tocarse y ver si es que yo les puse algo ahí”.

Parece que aquellas ‘Tintas de esperanza’ que ahora hacen parte de sus cuerpos, no solo transmiten color, se transforma en una inyección de felicidad y autoestima en cada una de ellas. “He conocido mujeres retraídas, asociales, muy apáticas y luego las encuentro nuevamente y veo a mujeres totalmente diferente”, haciendo mención a una anécdota que le sucedió en Panamá y soltando una carcajada.

Este simpático tatuador dice que lo único que gana con esto es “alegría al verlas a ellas felices y cómo les cambia la vida”. Fabián decidió continuar con el proyecto hasta que las arrugas lo dejen. Además, ya ha preparado a otros tatuadores de diferentes países para que continúen su legado, con la única condición de que lo sigan haciendo de manera gratuita para todas las guerreras. Escuchar entrevista.

Share this