‘Parasito’: Elaborar un plan

LAUD Parasitoweb.jpg
Foto: Parasite

La ganadora de la Palma de Oro y seguramente la que obtendrá el Oscar a mejor película extranjera, ya está en las salas de cine del país.

‘Parasito’ sorprende, deja mucho por pensar, es imposible clasificarla puede ser vista como comedia, como un drama o una cinta de suspenso. Lo tiene todo, brilla el humor, la ironía, el sarcasmo, pero también estamos ante una historia que evidencia la injusticia social, la diferencia de clases y ese odio que es difícil no sentirlo.

La mirada es absolutamente crítica, no solo de la sociedad de Latinoamérica sino también de Corea del Sur. Sin embargo, como espectador no nos dejamos contaminar de la rabia que pueda despertar el malestar social, ya que la crítica va contra la condición humana. Es decir, lejos del “bienaventurado los pobres porque de ellos será el reino de los cielos”. Aquí, el bueno no es el pobre y el rico es el malo, ya que reinan los matices y vemos las diferencias sociales sin juzgar a los protagonistas, sino evidenciando lo que somos según nuestra condición en la sociedad desigual.

Nos encontramos ante una mirada de tres familias distintas, una de ricos, otra que dejó de serla y una de pobres que con su malicia aspira a comer mejor, ¿los podemos juzgar por eso?, claro que lo podemos hacer, pero esto nos hace ni mejor, ni peores personas. Esa es la mirada que tiene el director, Bong Joon-ho, que además es el escritor de esta historia universal.

‘Parasito’ es un grito desesperado por gente desesperada. Atrapa desde el primer momento, sorprende cada minuto y no podemos creer el paso a paso que va tomando el filme, sin embargo, son los últimos 40 minutos los que nos hacen saltar de la silla, sus giros son tan radicales que es casi imposible adivinar el desenlace. 

Es una cinta coral, es más fácil describir a las familias que a los personajes, el ingenio de los pobres que viven en un medio sótano húmedo, mientras que la otra vivienda es una joya como es de esperarse, los ricos son inocentes, transparentes, amables, creen en los demás. Mezquinos, sí hay mezquindad, hay dolor y esa limitación de saber que jamás podrás encajar en otra clase social.

Hay un plan, hay que cumplirlo, si se estudia la realidad se podrá esperar que pasará, sin embargo, ante una fuerte lluvia poco o nada se podrá hacer para seguir es plan que por cualquier razón que no se puede prever nos recordará que de nada vale tener un plan, no obstante, siempre quedará esa duda si aun así hay que arriesgarse y construir un plan. Sí, suena enredado, pero cuando vean entenderán de qué se trata.  

Para finalizar un dato no menor, ‘Parasite’ está en buena parte de las salas de Bogotá. Solo en Cine Colombia cuenta con 14 salas, toda una novedad para una película de Corea del Sur que se presenta con subtítulos, en tiempos en que el 90 % es en español o doblado, es una absoluta maravilla ver una sala llena para ver este trabajo que alguna parte de la crítica como lo mejor no solo del año, sino de la década.

 

Share this