‘El caso de Richard Jewell’: la nueva película de Clint Eastwood

LAUD Richard Jewell web.jpg
Foto: www.sensacine.com

El veterano director nos trae el caso de un héroe o un villano de los Estados Unidos.

La historia se inspira en los hechos que ocurrieron en los Juegos Olímpicos de Atlanta de 1996, en la que hubo un ataque terrorista, fue un vigilante quien encontró el explosivo, que, a pesar de detonar, gracias a su rápido aviso, ayudó a salvar la vida de cientos de asistentes.

Las cámaras y el reconocimiento apabullan al simple ciudadano, Richard Jewell (Paul Walter Hauser) el gran héroe de la jornada que dejó el anonimato para ser un hombre digno de seguir y no es para menos, estamos ante un ser que es un obsesionado por la seguridad, ama las armas, huele el peligro, siente la necesidad de proteger a los demás y lo que más quiere en la vida es ser policía. Es un admirador de las instituciones.

A pesar del estereotipo americano que refleja el protagonista estamos ante un hombre que no encaja fácilmente en la sociedad, es mirado como un raro por los demás, por ser tan cuidadoso con las reglas y por tener un espíritu infantil, inocente, de un hombre maduro que vive con su madre. Perfil que lo hace sospechoso por el FBI que lo considera un tipo extraño, mentalmente inestable, solitario en busca de reconocimiento, sin más ni más en los medios de comunicación es tratado como el villano de la historia.

Como lo ha hecho recientemente, Clint Eastwood se inspira en hecho reales para desarrollar sus historias como en ‘La mula’ que él mismo protagonizó, ’15:17 Tren a París’ protagonizada por los personajes reales que vivieron los hechos y ‘Sully’ que narró el acuatizaje en el río Hudson con el gran actor Tom Hanks.

Aquí, sin duda se siente su evolución en contar los hechos reales, como es habitual en el veterano de Hollywood, toma partido para contar los hechos, no es un narrador neutral que espera que el espectador tome partido, sin embargo, no lo debemos tomar a mal, ya que en este trabajo se enfoca en la voz del más débil, del hombre común que un día puede ser héroe y al otro un terrorista sin mayor investigación.

Lo que más sorprende de Eastwood es su mirada crítica contra el FBI que muestra a esta oficina como arbitraria la cual se deja llevar por lugares comunes, presentimientos y no en una investigación clara y transparente.

La cinta es cautivante con un ritmo trepidante. Además, del atractivo de la historia, lo mejor es el nivel actoral del elenco Paul Walter Hauser (Richard Jewell) que ya había demostrado su talento en ‘Yo, Tonya’Sam Rockwell no deja de sorprendernos con su carisma, la cámara queda completamente seducida con su trabajo. Jon Hamm y Olivia Wilde, también brillan con su maestría. 

 

Share this