¿Someter o negociar?

Clan-del-Golfo.jpg
Foto: www.kienyke.com

El aviso del  cese unilateral del ‘Clan del Golfo’ imita el comportamiento histórico de la guerrilla, así que vale la pena preguntar ¿El Gobierno Nacional debe someter o negociar con estos grupos delincuenciales? 

El Clan del Golfo es una banda criminal que se caracteriza por ser un grupo narcotraficante que extorsiona. Se calcula que en sus filas hay cerca de 5.000 personas. En las últimas horas se dio a conocer un comunicado en los que anuncian un cese unilateral e invita a la sociedad a que lo certifiquen

"Hacemos un llamado a la sociedad, a los gremios, a las organizaciones de víctimas, a los defensores de derechos humanos, a las iglesias, a la academia, a los periodistas de los medios de comunicación y a la comunidad internacional, para que verifiquen el cumplimiento del compromiso que a partir de esta declaración hemos asumido"

Pero su anunció fue más allá, ya que hizo un llamado a otros grupos armados "invitación a los disidentes de las FARC, Los Pelusos, Los Puntilleros y Las Oficinas".

Sin duda, el Clan del Golfo busca tener el mismo estatus de un grupo político alzado en armas, sin embargo, es clara la diferencia, pero teniendo en cuenta la magnitud de su poderío criminal, vale la pena preguntar si es válido ¿Negociar con este grupo como si fuera una guerrilla?

La respuesta siempre ha sido un contundente no, porque siempre habrá otro grupo que demuestre su poderío con el fin de negociar, es simple ver la historia del Cartel de Medellín al de Cali, los Pepes, los paramilitares liderados por Castaño, la oficina de Envigado entre otros.

No obstante, León Valencia tiene una lectura no tan radical, pero sí muy clara de lo que debe ser la hoja de ruta ante los grupos al margen de la ley: se debe negociar el sometimiento. Es decir, los crímenes serán juzgados por la justicia ordinaria no por la JEP, además se puede negociar la no extradición por ejemplo. Por su parte el Gobierno les debe garantizar seguridad en el sitio de reclutamiento.

“Es una negociación pero se da en otro ámbito porque es una negociación al interior de la justicia ordinaria, es una negociación que no tiene esa connotación política, la agenda con ellos no tiene connotaciones políticas”, dijo el analista que recordó que con las FARC hubo una negociación política. Escuchar audio.  

Share this