¿Persecución o justicia?

Camilo-Romero-01.jpg
Foto: www.claudia-lopez.com

Camilo Romero cree que hay una motivación política detrás de la acusación de la Fiscalía que le imputa cinco delitos. 

Las acusaciones son graves contra el gobernador de Nariño, un político joven de gran prestigio que alcanzó una gran votación como precandidato presidencial del Partido Verde hoy Alianza Verde. La Fiscalía le imputará cargos por los siguientes delitos: falsedad ideológica en documento público, peculado por apropiación en favor de terceros, interés indebido en la celebración de contratos, contrato sin cumplimiento de requisitos legales y revelación de secreto, el próximo 1 de noviembre.

El debate se intensificó tras una fuerte discusión entre el Fiscal, Néstor Humberto Martínez y la senadora Claudia López que le pidió en el Congreso  “Garantías e imparcialidad”, sin embargo el nombre de Romero no se mencionó, la disputa fue por el caso de Marcelo Torres, (ex alcalde de Magangué). No obstante, el prestigio del gobernador de Nariño es positivo ante la opinión.

En el programa ‘Revista de la Mañana’ el periodista Jhon Mario González cuestiona el proceder del político.

“Me ha llamado mucho la atención las inconsistencias del gobernador”  dijo el investigador que además hizo énfasis de su interés por los temas regionales “Me di a la tarea de investigar con no menos de unas 12 o 15 fuentes en Nariño, todas muy autorizadas.” Escuchar entrevista.

La investigación resumida fue publicada por Édgar Artunduaga en el portal Kien y Ke. Aquí pude leer la columna: El doble discurso del gobernador de Nariño. El hecho cuestionado es que uno de los financiadores de su campaña, creo una empresa la cual comercializa el licor de la región.

El tiempo y la justicia dirá si se trata de una persecución política o de un hecho de corrupción.

Share this