¿Cómo va el Acuerdo de Paz tras dos años de su firma?

Acuerdos de Paz.jpg
Foto: AFP

El 24 de noviembre del 2016 se puso fin a más de 50 años de conflicto entre el Estado colombiano y la extinta guerrilla de las FARC.

Tras un largo proceso de diálogos que se desarrollaron en La Habana entre el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos y el entonces grupo guerrillero; se firmó en el Teatro Colón de Bogotá el Acuerdo de Paz que ya cumple su segundo aniversario.

Celebrado como un hecho histórico en Colombia, el suceso concluyó medio siglo de enfrentamientos armados y dio paso a un escenario de reconciliación, que, a pesar de la necesidad de su implementación, no ha sido una tarea fácil para los actores del mismo.

Asesinatos a excombatientes desmovilizados y líderes sociales, la llegada a la presidencia de Iván Duque, disidencias armadas de la ex guerrilla, incumplimientos por parte del Estado y la falta de garantías de un sistema normativo como la Jurisdicción Especial para la Paz – JEP; han sido los escollos más difíciles que han tenido estos dos años desde la firma de la paz.

Para el investigador y directivo del Centro Nacional de Memoria Histórica, Álvaro Villarraga; en estos primeros dos años desde la firma del Acuerdo de Paz, el balance es contradictorio porque del éxito de la terminación del conflicto se pasó a una fase difícil desde el punto de vista de su ejecución. “En este momento es preocupante el panorama de violencia que aún hay, pero debemos resaltar que esta situación no es nueva; es histórica, crónica y de alguna manera permanente”, subrayó.

Aunque recalcó que no se ha logrado una consolidación del fin de la guerra por la presencia activa de algunas disidencias, la existencia de una guerrilla históricamente estructurada como el ELN y las operaciones del paramilitarismo en varias regiones del país, el directivo manifestó que es de resaltar el papel que han tenido los líderes políticos de la colectividad que hoy tiene algunos escaños al interior del Congreso de la República. “Sí vale reconocer que las FARC se han comprometido con el Acuerdo de Paz. Puntos como el desarme, el apoyo en las implementaciones y el hecho que la gran mayoría esté en la vida política es un claro ejemplo de cumplimento”, Escuchar entrevista.

Con respecto a la actuación que desempeña el actual presidente Iván Duque, estableció que, a pesar de su intención de modificar algunos aspectos relevantes del Acuerdo original, celebra los últimos pronunciamientos del mandatario ante la comunidad internacional. “Es positivo ver al presidente Duque en el Foro de Paris hablando en términos de paz y explicando el proceso de lo que se implementa en Colombia”.

Por último, el catedrático indicó que a pesar de haber cumplido ya su segundo aniversario y que con su firma se han logrado algunas cosas importantes como la participación política, la reparación a las víctimas y la disminución considerable de hechos violentos en las zonas que eran de dominio de las FARC; el Acuerdo de Paz tiene unos desafíos en materia de protección a los defensores de Derechos Humanos y dirigentes territoriales que han sido asesinados en estos 24 meses. “La paz tiene un reto grandísimo, ya que en algunas situaciones se paga un precio muy alto y acá lo han pagado muchos promotores de la paz, civiles y líderes sociales”. complementó.

Share this