¿Cómo abordar la protesta social?

laud-protesta-social-laud-1.jpg
Foto: LAUD

Análisis luego de las movilizaciones señalan que no se debe ejercer violencia por ninguna de las partes y lo que debe primar son los derechos fundamentales.

La última semana de septiembre Bogotá vivió días de incertidumbre a causa de los paros realizados por distintos sectores. Todo inició el lunes 23 cuando gremios de transportadores, por una parte, solicitaban garantías de la permanencia de sus licencias al Ministerio de Transporte, y por la otra, estudiantes de varias universidades exigían el derecho a una protesta sin agresiones y transparencia en las administraciones institucionales. Ambas movilizaciones tuvieron actos de violencia tanto de la fuerza pública como de los manifestantes, lo que ha generado la reflexión sobre cómo atender la protesta social sin agresiones.

LAUD 90.4 FM ESTÉREO, dialogó con Juan Carlos Amador, investigador y docente de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, quien publicó este fin de semana la columna ‘Derecho a la protesta y desmonte de ESMAD’, para conocer su opinión luego del análisis realizado por los hechos antes citados. Según el experto uno de los puntos que llama la atención es el abuso de la fuerza por parte de agentes del Estado porque, que si bien son los encargados de vigilar que las movilizaciones no vulneren los derechos de terceros, su actuar dentro de las manifestaciones es precipitada y abrupta, lo que conduce a la violencia.

“En pronunciamientos internacionales se tiene claro que las autoridades están para asistir y proteger los derechos, tanto de los terceros como de los propios que se encuentran dentro de la protesta, pues la fuerza debe emplearse solo cuando se violen estos… pero eso no quiere decir que se instigue a más violencia, sino a que genere condiciones de protección a los civiles… lo que ha ocurrido es que la Policía en lugar de brindar soluciones pacíficas en la resolución del conflicto, por el contrario ha alterado los ánimos…”, aseveró el docente.

El analista también recalcó el papel de los funcionarios de la Personería y la Procuraduría Distrital quienes fueron mediadores de las partes enfrentadas en las marchas, no obstante, exhortó la poca presencia. “El papel de los organismos de control que hacen la mediación es muy importante, pero se debe reforzar porque en este proceso, aunque estuvieron presentes, algunos entes brillaron por su ausencia. Extraño los pronunciamientos ante los desmanes”, indicó.

El artículo publicado por Amador sugiere el desmonte del Escuadrón Móvil Antidisturbios –ESMAD, al respectó expresó: “Hace mucho tiempo estamos planteando desde varios sectores de la sociedad civil el desmonte, porque aún están impunes varios asesinatos… pues es un generador de violencia social… la sola presencia del ESMAD intimida y genera reacciones negativas en la ciudadanía”.

Seguidamente sugiere: “De cara ante la terminación del escuadrón, debería existir personal civil que trabaje más desde una perspectiva de derecho humanos y que eso ocasione un acompañamiento y procesos distintos en la protesta”. El investigador hizo referencia a algunas movilizaciones de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil -MANE que en el pasado no tuvieron presencia del ESMAD, sino que estuvieron presentes agentes policiales uniformados, esto hizo resaltar otra cara de la manifestación estudiantil donde lo jóvenes realizaron intervenciones artísticas y culturales de manera pacífica.

Sin embargo, aunque hubo agresiones por parte de las autoridades tampoco se justifica la violencia ejercida por “encapuchados” que actuaron en las marchas. Se tiene la sospecha que los hostigadores son infiltrados por grupos al margen de la ley y según el analista, inclusive por la misma fuerza pública. Por eso se llega a la conclusión que es valioso, por parte de los protestantes dar la cara, no ocultarla, para evitar intimidaciones.

“Una de las cosas que hizo muy bien el movimiento estudiantil en otrora fue que los propios estudiantes generaron una condición de control y seguridad con los compañeros, justamente para evitar el daño a bienes públicos y agresiones… Hoy estamos en un momento histórico donde hay que dar la cara… no podemos retroceder frente a la conquista que ha hecho el movimiento social y creo que en ese sentido a futuro esas situaciones se puedan manejar” concluyó el profesor. Escuchar entrevista.

Share this