¡Ni ambición, ni avaricia; solo reivindicación de las Ciencias!

William Fernando Castrillon Foto.jpg
Foto: LAUD

En la discusión, a propósito de la creación de tres nuevos programas de Ciencias Básicas, en la Facultad de Ciencias y Educación, circuló una comunicación en estos términos: “No podemos permitir que por el afán de unos pocos, la ambición y la avaricia, se nos impongan condiciones cada vez menos dignas a partir de la creación de tres nuevos programas, que en definitiva no tienen garantías para ser financiados tal y como no lo están siendo los programas actuales….”,  información que se ha divulgado sin firma responsable.

Decir que la motivación para establecer programas académicos de Ciencias, como Física, Química y Biología, descansa en la “avaricia” de unos cuantos, es trasladar un problema académico e institucional al terreno de los señalamientos moralistas y al campo de las descalificaciones personales, además, sin ninguna prueba. ¿Qué tiene que ver la avaricia con la posibilidad de que la Universidad ofrezca programas de pregrado en las ciencias naturales, cuando ya incluso ofrece matemáticas? ¿O qué tiene que ver con el hecho de que algunas comunidades académicas quieran iniciar dichos programas en nuestra Institución?

Ese tipo de acusaciones gratuitas, ajenas a reflexiones epistemológicas que se relacionan con el proyecto de la Facultad de Ciencias y Educación, no aportan elemento alguno para esclarecer los posibles obstáculos con los que cuenten tales iniciativas; y en cambio, degradan el debate universitario.

Colombia es un país con un gran patrimonio natural, su progreso y generación de riqueza se apoyan en el desarrollo sostenible de sus recursos y en el valor agregado de sus materias primas; desde la química, la biología y la física, podemos conocer, transformar, enriquecer nuestros productos naturales y generar ambientes de avance económico y social que conlleven a la evolución del país.

Desde las Ciencias Básicas es posible mejorar procesos productivos e industriales; la salud; potenciar los recursos y la sostenibilidad en los ecosistemas, y favorecer las relaciones con el ambiente, entre otras oportunidades.

Las Ciencias Básicas constituyen los cimientos para la formación adecuada de profesionales en los diferentes campos del saber y promueven el desarrollo científico, la innovación tecnológica y la sostenibilidad ambiental. Dudar por un segundo de la importancia de la formación en Ciencias Básicas, es similar a negarle a un infante la posibilidad de llegar a la edad adulta.  

¡La Universidad Distrital está llamada a avanzar en estos campos del saber! 

Por: William Fernando Castrillón Cardona, Vicerrector Académico de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. 

Sistema Integrado de Comunicaciones 
Fuente de información: Vicerrectoría Académica
Universidad Distrital Francisco José de Caldas.

Share this