Una Nota en Tonalidad Menor

11/04/2014 - 12:57

Arminio del Cristo.jpg

 

Jorge Celedón: la nueva vida de la música vallenata.

Desde sus inicios demostró su talento para cantar y quedó registrado cuando grabó al lado de Ismael Rudas y Daniel Celedón el tema ‘Drama Provinciano’. De igual forma, su incursión como compositor, se evidencia en los temas de ‘El Doble poder’ y las que grabó al lado de Luís  ‘El negro’ Villa por la década de los años 90 y cuando cantó al lado de Ismael Rudas. Tiene varios trabajos grabados, además ha participado en los volúmenes de conciertos en vivo y en Fiesta vallenata.

Esos primeros instantes fueron fulgurantes en su carrera musical, la cual se apagó porque quedó reducida a esas salidas momentáneas y no pasó nada con esos primeros trabajos que realizó, porque pensó que con el éxito logrado a nivel nacional con ‘Drama Provinciano’ lo que seguía iba ser todo un suceso musical, y no aconteció así. Eso hacia parte del ir y devenir de su carrera artística y que el mismo artista entendería en buena medida, pues la época estaba plagada de buenos compositores y cantantes.

Espero que el tiempo fuera pasando y que esa oportunidad llegara para volver a retomar los inicios de su carrera musical, esta vez con más reconocimiento y más presencia, así su aparición con el Binomio de América no haya sido la más afortunada y reconocida, pero esas presentaciones intermitentes con la agrupación sirvieron para que el público entendido en la canción vallenata, descubriera que allí detrás de un ser un poco tímido estaba el cantautor de los nuevos tiempos en la música vallenata.

Con Jorge Celedón, el concepto de cantautor volvió a tomar vigencia e importancia, ya que se había perdido y no reencontraban figuras descollantes que nos volvieran hacer sentir con fuerza esa música de antaño, cuando nos deleitábamos  con Alejandro Durán, Andrés Landero, Carlos Huertas, Leandro Díaz, Calixto Ochoa, Adriano Salas, Emiliano Zuleta Baquero y Adolfo Pacheco Anillo, entre otros.

La composición de Celedón es una letra cargada de sencillez poética y muy romántica, que no necesita llegar al extremo del despecho y el lloriqueo. Es tan fácil que la vuelve compleja, porque muchos buscaran componer como lo hace él y no lo van a lograr dada la forma como el cantautor concibe el verso y lo narra.

Podría afirmar que el futuro de la canción vallenata está en los cantautores del folclor vallenato, ese solista que acostumbraba cantar composiciones de otros autores tiende a desaparecer con  el tiempo, a no ser que surjan o aparezcan otros ‘Poncho’ Zuleta, Silvio Brito, Iván Villazón, Diomedes Díaz. El futuro de la canción vallenata está en que los compositores graben y canten sus propias composiciones. El ejemplo es más que interesante y para tener en cuenta el caso de Felipe Peláez, Luís Egurola, Marciano Martínez, Fabián Corrales, Wilfran Castillo.

Hay que hacer la aclaración y la salvedad de que el vallenato se  canta de garganta, sin ninguna técnica vocal, y además la mayoría de los vocalistas de este género cantan parecido porque casi siempre lo hacen en la misma tesitura y con acordeones similares, limitándose a seguir el registro del instrumento.

Los aires tradicionales como la puya, el son y el merengue habían desaparecido del cancionero vallenato y no se estaban grabando, porque según las casas disqueras esos ritmos no eran comerciales y no tenían cabida en el repertorio de los artistas vallenatos. Eso no era música para ellos, por lo tanto había que excluirlos o desaparecerlos.

Más de dos décadas pasaron para que estos ritmos volvieran a escucharse en las cadenas radiales del país y, vaya,  con tal éxito que hasta las propias emisoras denominadas juveniles tuvieron que recurrir a las propuestas musicales de Celedón. Ha grabado son, todo un éxito nacional, el merengue toda una locura y despertó un frenesí en jóvenes y ancianos, la puya contagió a más de un incrédulo que decía que este ritmo no se podía grabar, ni bailar. Allí está, es la puesta en escena de un artista que convenció con su talento y con sentido de pertenencia, así los fundamentalista del vallenato no acepten estos ritmos. Allí hay toda una propuesta musical válida para ser escuchada en lo local, nacional, y en el plano internacional.

Ester logro musical también tiene un artífice y se  llama Jimmy Zambrano, un músico en todo el sentido de la palabra, estudiosos de nuestra música, atento a todo lo que acontece en el universo musical y posee una característica muy particular: tiene condición humana la que muchos artistas vallenatos no tienen ni tendrán. La música vallenata no sólo es nota, conciertos y caseta, ella necesita de este elemento tan fundamental para hacerla más vivencial, humana, real y poderla disfrutar.

Jimmy Zambrano está tocando como todo un maestro, sabe para qué es el instrumento, los invito para que escuchen su más reciente trabajo y sepan cómo se toca un merengue y el son, son propuestas dignas de escucharse en Valledupar o en Francia. Es la intención hacer de este folclor y de estos ritmos algo universal y dejar atrás esos empeños localistas y regionales.

Hoy Celedón puede mostrarse en cualquier escenario del mundo, acompañado de una filarmónica y es así como trascendió fronteras y ese lugar que estaba reservado solo para la música clásica, hoy comparte espacio con la música de los juglares del caribe. Bien por Jorge, ya se  le puede decir, que está en la galería de los grandes del vallenato.

Se ganó un grammy y, este año está nominado nuevamente, más que merecido ese reconocimiento. En tan poco tiempo ha hecho más que aquellos que no han podido cristalizarse musicalmente. Aquí esta un punto muy alto para nuestra cultura musical, y la música vallenata contribuye con esta tarea de posibilitar este proceso de engrandecimiento para un país que tanto lo necesita. 

________________________________________________________________________________

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.

Share this