Una nota en modo menor sobre los sabores del Porro

03/25/2019 - 11:22

Arminio del Cristo.jpg

( Primera entrega )

Nuestro porro está considerado como un aire musical de la región Caribe y comprende básicamente a los departamentos de Córdoba y Sucre. Esta área geográfica  permite acercarnos a unos espacios para indagar sobre características bien específicas  entorno a su ambiente cultural, social y musical.

Entre los folclorólogos se sigue dando una discusión bien interesante sobre la aparición de este ritmo en ese enclave geográfico y la mayoría de investigadores se han puesto de acuerdo para afirmar que se originó en las bandas de música surgidas en esos territorios. 

También manifiestan que la primera banda se formó por los años de 1902 en San Pelayo en el departamento de Córdoba y que la instrumentación moderna sólo llegó hasta el año de 1915 desde Pensilvania (Estados Unidos)

Pero la historia cultural ha sabido precisar con detalles y explicar que dentro de todo este proceso histórico- musical, primero aparecieron unos instrumentos que todavía conviven con nosotros y se conocen como 'La Gaita Hembra' y 'La Gaita Macho'.

Son tubos largos, cilíndricos al natural, extraídos del corazón del 'Cardón' (Cactus o Pitahaya) y pueden medir entre los 70 cm y los 80 cm y hasta más.

'La Gaita Hembra': es melódica y dispone de cinco orificios de los cuales se digitan cuatro. Pero cuando es digitación de porro se utilizan los cinco. Al pie de la pluma donde se origina el sonido hay una ranura para dividir la salida del aire.

'La Gaita Macho': Es armónica y tiene un solo orificio y es la encargada de acompañar la ejecución de la hembra, llenando los vacíos que esta va dejando. Casi todas las veces el ejecutante la sostiene con la mano izquierda y con la mano derecha sacude de manera armoniosa y rítmicamente las maracas.

En esta misma escena también hay unos protagonista que copan el espacio percutivo, ellos son el 'Tambor Hembra o Alegre' y el 'Macho o Llamador'. 

'El Tambor Hembra', es más voluminoso, igual que la mujer, engalana y alegra la fiesta. Es bien especial, porque logra producir toda clase de sonidos cuando el tamborero es diestro y sagaz. El ejecutante lo palmotea, lo registra, lo soba, lo acaricia, lo roza con el codo y entre palmadas y palmadas logra sacarle un sinnúmero de sonidos.

El 'Macho o Llamador', su función es marcar el compás, se puede tocar con una sola mano. Por lo general se levanta con la mano izquierda y se golpea con la derecha. Este tambor llama la ejecución del tambor hembra y mantiene el ritmo de la canción y el baile. Ambos son monomenbranófono, o sea de un solo cuero.

Se podría partir del supuesto y afirmar que las primeras interpretaciones del porro se ejecutaron a partir de los grupos de gaitas y, recurrimos a un ejemplo, los instrumentos modernos que son determinantes en las 'Bandas Pelayeras', viene a ser una fiel copia de esos instrumentos primitivos. 

Tal es el caso del clarinete y el bombo. Este último, si lo comparamos con los que se utilizaron hace años, ha tenido poca variación y pocos cambios.

Estos instrumentos artesanales fueron elaborados por negros, indígenas y fueron remplazados por las trompetas, clarinetes, bombardinos, platillos y trombones conocidos también como el aporte europeo. 

Todo esto aconteció a finales del siglo XIX y a principios del siglo XX. Y no sé si sería válido emplear aquí lo que muchos estudiosos han llamado la triétnica o el zambaje cultural, para denominar estos encuentros de carácter social y cultural.

En su etapa inicial los grupos de gaitas tuvieron a un personaje que se conoció como son las cantadoras y  por esos tiempos las interpretaciones se hacían al aire libre. La llegada de los instrumentos metálicos produce un cambio en los registros y terminan opacando las voces de estas mujeres que eran unas virtuosas del canto.

¿Y cuáles son las características de ese porro? ¿Qué lo distingue? esos mismos investigadores han establecido que existe el 'Porro Palitiao' y el 'Porro Tapao'. Pero también hablan del porro de salón y el fandango como danza y ritmo. Pero en este caso no detendremos en los dos primeros.

'El Porro Palitiao': es una melodía que está sujeta a unos cánones o parámetros establecidos en tres partes:

1- La Danza o Introducción. Es la parte inicial de la melodía y consta de ocho compases y se puede repetir hasta dos veces. Es una supervivencia de los aristocráticos bailes de salón en donde eran usuales las inclinaciones de cabeza y la venia para solicitarle a la pareja que bailara la pieza musical.

Luego viene una segunda parte que es el cuerpo de la melodía, es un dialogo que se establece entre unas trompetas que preguntan y unos trombones y bombardinos que responden.

Luego de este diálogo musical se cae en la tercera parte que es conocida como la 'boza' o ‘gustadera’, donde las trompetas se callan y se escuchan solamente los clarinetes, adornados por los bombardinos. 

En esta parte, el bombero deja de golpear el parche del bombo y con el mango de la porra golpea una tablilla que se encuentra en la parte superior de este instrumento, de allí se deriva el nombre de ‘Porro Palitiao’.

Y ¿Por qué algunos 'Porros Palitiaos' no tienen el danzón inicial? Sencillamente, porque el porro nació sin danzón. Habíamos indicado que este procede de los conjuntos de gaitas y las tamboras; las bandas por esos tiempos solo tocaban aires extranjeros que el consumo de la época exigía. 

Las partituras importadas de otros países eran estrenadas en los bailes sociales de la época.

___________________________________________________________________________________________

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.

Share this