Una experiencia periodística con fundamento social

03/12/2017 - 21:11

Arminio del Cristo.jpg

A la Vereda 'La Fila' en el municipio de Icononzo (Tolima) se trasladaron  periodistas y cuerpo técnico de  LAUD 90.4FM ESTÉREO, para cumplir con una labor periodística de  informarle a los colombianos  lo que está pasando en una de la 'Zonas Veredales Transitorias de Normalización' (ZVTN), de acuerdo a la agenda de trabajo establecida entre  el Gobierno y las Farc.

La puesta en escena del ejercicio periodístico estuvo matizada no solo por las anécdotas, sino que fue mucho más allá. No era el afán de socializar  en la redes lo que se estaba cubriendo, sino visibilizar la parte humana del trabajo a partir de tres entrevistas realizadas a los integrantes del grupo guerrillero.

La fortaleza de este encuentro estuvo enmarcada en que no cayó en una apología a las Farc, ni tampoco en una lectura reduccionista del conflicto y mucho menos en una mirada paternalista y asistencialista de lo que significa informar sobre la dejación de armas de dos poderes que estuvieron enfrentados por más de 50 años de lucha fratricida.

Particularmente me gusta la anécdota cuando cumple su cometido histórico y que  da vida a la memoria individual y colectiva. Diferente  a ese  anecdotario que todo lo banaliza y  no le da sentido a la tradición cultural y social de nuestros pueblos. Esa región si tiene que contar desde la tradición oral como también desde la lucha social que libraron sus habitantes por la tenencia de la tierra en cabeza del luchador Quintín Lame. Él libró una defensa por los derechos de los indígenas, por la restitución de los resguardos de Ortega y Chaparral  en 1938 y 1939 en Ortega Tolima.

Esos territorios del Tolima grande tienen historia  en la construcción de país, para citar como ejemplos, están Ambalema, y la vereda del 'Chorrillo', porque allí funcionó 'La Casona' el sitio donde estuvo el primer Banco del País; Purificación y el Líbano, este último uno de los mayores productores de café en todo el país. Ese mismo protagonismo lo vuelven a tener el Ddepartamento en el siglo XXI. 

Y no hay que olvidar que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, tuvieron su nacimiento en Marquetalia (Tolima). Por esos no es gratuito que hoy esas veredas sean protagonistas de este encuentro histórico no solo por el proceso de paz y las Farc. Un hecho histórico que  la radio universitaria estuviera allá en la vereda para cumplir con esa  agenda social y poder construir esfera pública con los ciudadanos y periodistas.

Hay tres actos que me quedaron en la memoria y no quiero que pasen desapercibidos: primer acto un dialogo explicativo donde el sobreviviente de la Unión Patriótica Fernando Ordoñez, quien explicó la concepción que tiene del proceso de paz, que debe cumplir las directrices de la organización para impulsar el proceso. Para él la paz debe ser un compromiso de todos, no en vano esa formación política e ideológica de 38 años en las filas no son gratuitas y algo le dejaron para la construcción de discurso y  reflexión política.

Reconoce que el proceso tiene talanqueras pero no deja de socializar el acuerdo con cada uno de los visitantes y organizaciones que llegan al campamento: manifiesta que "la burocracia lo hace ineficaz y se atraviesa en el camino".

Digno de admirar y no adular, que a pesar de no tener una sólida escolaridad, sí tienen el argumento teórico para sostener el diálogo. Eso no es óbice para no sustentar su visión política a lo mejor es un autodidacta que sabe leer y memorizar la historia. Una faceta de los guerreros saber dialogar y comunicar.

Segundo acto: fue con el comandante Carlos Alberto Grajales, quien considera que el acuerdo es una herramienta fundamental para la construcción de la paz. Por eso hace el llamado para que el maremágnum que está viviendo con el incumplimiento en el envío y abastecimiento de los alimentos sea resuelto en el menor tiempo posible. 'Queremos vivir dignamente, con salud, educación". Todo esto está contemplado en la firma del acuerdo.

Y no es como afirman los medios de información del capital financiero, que  lo que buscan es una serie de privilegios. También indicó: “vivimos como hemos vivido en la montaña y nuestros médicos han resuelto los problemas de salud de nuestros compañeras, compañeros y niños". Otra experiencia de vida, narrada y contada por uno de los miembros de la 'guerrillada'  con un cargo que no lo ufana  y  también cree firmemente en el  proyecto político. Quiere ser protagonista de esa organización política que busca cambiar las relaciones sociales de poder en Colombia.

El último acto se cumplió con Isabel Sanroque, quien hace parte de la Subcomisión de Género y del grupo Pedagogía por la Paz. Estudio hasta quinto semestre en Ciencias Sociales en la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Se podría considerar el testamento de una joven citadina, pero no es así. Con un discurso de pertenencia y pertinencia es una mujer formada en el trabajo social y comunitario en los barrios de Bogotá. Tiene una clara concepción del papel de la mujer en la guerrilla, sus derechos, deberes y responsabilidades.

También vislumbra su futuro en la política y de  volver a retomar sus estudios en la misma Universidad. Además sabe del protagonismo  de la mujer en esta sociedad, de lo que significa el mundo de la vanidad y todos sus vericuetos.  Aspira tener mayores compromisos en el proyecto político que empieza a avizorase en el firmamento colombiano.

Un discurso cargado de una concepción política en una joven que dejó todas sus comodidades pequeñas burguesas para salir a  reivindicar unos ideales que marcaron a esa generación de los 60, 70, 80 y parte de los 90. Todos los que se fueron a luchar lo hicieron por convicción política y no como muchos afirman que era la locura del momento y de una juventud que estaba obsesionada con la revolución cubana, la influencia de Mao Tsetung, Hochi Ming y Che Guevara.

Isabela es un claro ejemplo de la convicción y de unos ideales políticos que los sigue teniendo, así las élites sigan insistiendo en que la lucha de clases no existe, que el marxismo como teoría no tiene ningún significado. Que el materialismo histórico y dialéctico es cosa del pasado y que la desigualdad desapareció con el 'gota a gota' que propuso el neoliberalismo.

A todos los guerrilleros, comandantes, milicianos solo quiero reiterarle lo que planteó Fernando Savater en su libro 'Ética, política, ciudadanía' cuando manifiesta: "es decir, por malo y por transgresor de la ley que fuera ese grupo de personas, no había perdido toda su dignidad humana y tenían, de alguna manera, derecho a ser juzgados, a ser considerados como seres humanos, quizá a ser condenados o castigados, pero no a ser simplemente eliminados como si fuesen una mancha sobre la ropa al caer un poco de tinta".

Bien por nuestros compañeros periodistas en cabeza del director de LAUD 90.4FM ESTÉREO Alfredo Ardila Godoy, Sonia Díazgranados, a quien le sugiero presentar ese bloque de entrevistas a todos los concursos de periodismo que existen en  Colombia. Por la técnica y logística de Danny Tamayo y Jorge Barón; y Sandra Molina por encargarse en la sistematización de esta experiencia que los oyentes esperan que no se la primera ni la última.

_______________________________________________________________________________

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.

Share this