Una aproximación para saber a quién elegir

08/03/2015 - 06:01

Arminio del Cristo.jpg

Desde este artículo de opinión invito a votar. Un voto a consciencia. Invito a elegir alcaldes y gobernadores que tengan una hoja de vida transparente, con una visión pública construida desde su formación académica. Que no tengan enredos de corrupción, tampoco con el paramilitarismo, ni que los organismos de control los tenga en lista de espera para abrirles procesos judiciales. Ni que se dejen cooptar por las empresas electorales de caciques regionales y de familias politiqueras que buscan llevar a esas alcaldías y gobernaciones a sus más cercanos parientes.

No a la compra de votos que se da en todo el país, principalmente en los departamentos de la región Caribe. No hay que permitir ese asalto de la democracia, seguir con el ejercicio de fortalecer ese voto de opinión y poder engrandecer a otras ciudades de Colombia, para que este voto sea el rey de la contienda electoral.

No más bolsas de cemento, ni licuadoras, televisores, plasmas, mercados, medias becas, todo eso que ellos regalan con el fin de que la gente necesitada y excluida los elija. Solamente con el firme propósito de hacerse a su negocio electoral  y así poder negociar con el poder central la burocracia y el protagonismo que buscan con los 'cupos indicativos', así llamó el gobierno del señor Santos a las asignaciones presupuestales. Alcaldes y gobernadores, se hicieron participes de estas dádivas por intermedio de los congresistas aliados del gobierno neo-liberal. Una manera de consolidar el poder de estos clanes y castas políticas en Colombia.

Antes de votar revisen los diferentes avales que dieron estos partidos desfigurados,  sin autoridad, sin ética, como el liberal, Conservador, Centro Democrático, Cambio Radical, y demás tendencias que dicen llamarse partidos.  Ausculten detenidamente cada uno de esos candidatos que dicen ser la voz de la democracia, revisen sus programas, qué ofrecen y si eso está de acuerdo con la realidad de lo que el municipio y el departamento necesitan. Vuelvan a analizar sus propuestas con mucha detención, miren si hablan de cultura, medio ambiente, de entretenimiento y educación.

Acuérdense que estamos luchando por una paz  y un posconflicto. Los herederos, mafias politiqueras, clanes, van aceitar la maquinaria. El posconflicto va contar con suficiente dinero para su ejecución y estos señores no dudaran en direccionar los recursos públicos a su favor, en todos los sentidos. Amarrar votos para seguir manteniendo el poder; quienes estén por fuera de este negocio no serán legitimados ni visibilizados. También le servirá para seguir engrandeciendo y amarrando su caudal electoral en pos de las elecciones presidenciales del 2018. Queridos amigos votantes, no se les olvide cómo se eligió el congreso del 2014- 2018. ¿Qué clanes fueron los decisivos para la reelección del señor Santos, cómo se repartió esa mermelada y como la suma de votos le permitieron a los más votados solicitar puestos a diestra y siniestra?

El domingo 25 de octubre del 2015, ciudadanos y ciudadanos autónomos votaremos contra la corrupción y la clientelización de la democracia colombiana. Decirle un no rotundo a los que presionan con el arma de fuego al cogote y a los bandidos que haciéndose el adalid de la democracia impulsan la compra de votos, avales truculentos. No al trasteo de votos. Entre todos construiremos una esfera pública que pueda impulsar esa agenda de trabajo elaborada por los ciudadanos y la opinión pública.

Hoy vuelvo retomar las palabras del padre Francisco de Roux en su columna del día jueves 30 de julio " Se debe votar. Y si no se ve por quién, hacerlo en blanco. Votar con la máxima responsabilidad, en la actitud de poner la propia persona en la causa que es más grande que nosotros mismos: Colombia. Votar con toda libertad frente a todos los grupos, caciques y partidos. No precipitar la decisión personal hasta no tener respuesta a todas las inquietudes válidas. Buscar la mayor información posible sobre los candidatos, su procedencia, formación, capacidad de gobernar, y de manera especial sus relaciones con personas valiosas o sus alianzas o subordinaciones a injustos, mafiosos o corruptos".

Desde aquí como clamo para que el departamento de Córdoba vote a consciencia y con dignidad de cordobés, y no vuelva por el sendero que dejó construido las mafias pasadas y estas que están echando nuevas raíces. Qué decir del municipio de Cereté (Córdoba), los mismos con las mismas, cuando no son los García, son los Barguiles, y cuando no son estos, son los Padilla. Ojalá, Cerete despierte de ese letargo y pesadilla politiquera.

____________________________________________________________________________

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.

Share this