Teoría sobre la masturbación

02/11/2019 - 10:09

ANDRES VALLEJO RAMIREZ.JPG

No somos iguales, obviamente debemos tener los mismos derechos. Soy un defensor convencido del feminismo, pero lo reitero no somos iguales, los hombres se masturban constantemente pues el deseo sexual está siempre en nosotros.

Las mujeres obviamente también se excitan, pero su calentura no es igual a la del hombre, él es como un bombillo, prende de inmediato o como un horno microondas porque solo sirve para calentar.   Más allá del chiste barato y sabiendo que en los dos géneros hay excepciones podemos llegar a un consenso que ser tan calentones no es sinónimo de buenos amantes.

Mi intención no es ser ligero, generalizando, reitero, entiendo que hay excepciones y seguramente usted puede ser una de ellas, no obstante, tengo una teoría original a esa diferencia que damos por natural entre el macho y la hembra. Para mí eso que nos hace realmente distintos es el tiempo, el uso del tiempo. 

Regularmente mi cabeza piensa mucho en sexo, veo, observo y mi mente juega con fantasías sexuales. Tinder, happn, Badoo y Adopta un man, me roban más tiempo que Candy Crush (por si acaso voy en el episodio 1756 del juego), tengo una mal ganada fama de mujeriego entre unos cuantos, mientras otros pocos se preocupan porque deducen que nunca tengo sexo.

Odio ir a residencias, detesto quedarme en otra cama que no sea la mía, así que el mejor sitio para tener sexo sería en mi apartamento, lugar que comparto con mi madre, la cual me trata como si tuviera 7 años y fuera un príncipe, su príncipe. Entonces encontré la mejor solución, regalarle viajes a mi madre para estar solo en casa.

Fue así como descubrí mi teoría del tiempo. Mi trabajo me absorbe, leer, ver noticieros, hacer programas, informes, ver fútbol, ir a cine y lo más duro, escribir, me daban el suficiente tiempo para pensar y desear mucho sexo. Sin mi madre en casa puedo estar con cualquier mujer sin que ella toque mi puerta y diga “Negrito, ya está el desayuno, se lo traigo o pasan al comedor. Mire que son las 2:00 p.m. y deben tener hambre”.

Solo en casa soy indestructible, no soy el negrito de la mamá, soy un negro, soy un macho, independiente que tiene que cumplir con su trabajo, lo recuerdan: leer, ver noticieros, hacer programas, informes, ver fútbol, ir a cine y lo más duro, escribir. Pues, eso no es lo más duro, hay algo más duro: lavar un baño, cocinar, sacar a mi perra tres veces al día (vivo en un quinto piso sin ascensor) o de lo contrario ella usa el estudio de baño, debo también cambiar la arena de la gata, lavar la ropa, tender la cama, barrer y demás actividades que te obliga el hogar.

Todo esto unido a las dificultades económicas me han bajado el deseo sexual al nivel de me importa un carajo. Mi única prioridad es dormir, descansar, al diablo esos idiotas que ven porno, se masturban y eyaculan antes de dormir. ¿Quién con tantas obligaciones y poco tiempo le da importancia al sexo? por lo menos yo no o ya no. 

Conté con más trabajo de campo, antes de compartir mi teoría con mi exnovia, ella me preguntó ¿cuántas veces se debe tener sexo con la pareja? Yo había terminado con mi deseo sexual, pero en medio de mi ignorancia atiné a decir, una por semana, el sábado eso sí, además pensé, pero no lo dije que se deben dar al menos dos condiciones: que no juegue Millonarios y no estar muy lleno. Ella me interrumpió el pensamiento con una agitada respuesta “no, está loco. Yo estoy negociando una o a lo mucho dos veces por mes con mi esposo”.

Le recordé lo importante del sexo en una relación y puse de ejemplo la nuestra cuando después de un tiempo perdí mi interés sexual. Respondió de inmediato “fuimos tan felices, usted no quería, yo tampoco, era perfecto”. 

Si usted es mujer y cree que su esposo quiere más sexo que usted oblíguelo a que tengan las mismas responsabilidades en el hogar, si plancha las camisas y lava los baños y los trastes. Así no tenga tantas ganas, esa caridad sexual con su marido le dará un bello hogar, pero si aun así no tiene ningún deseo de tener sexo estimúlelo para que se masturbe, él aceptará encantado y los dos dormirán con una sonrisa.

___________________________________________________________________________________________

 

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.

Share this