Sin ánimo lucro, sinónimo de lacra

07/03/2018 - 05:11

ANDRES VALLEJO RAMIREZ.JPG

Los ‘Socios Ociosos’ (Andrés Correa y Pala) celebraron 10 años del lanzamiento que nunca se dio de su disco con una gira de conciertos que finalizó en Bogotá el sábado 30 de junio de 2018 en el Centro de la ciudad.

Antes de escribir suspiro, no es para menos pasaron dos lustros desde aquel día que salté de la emoción al recibir el trabajo discográfico, casi no paro de reír con las fotos del cuadernillo, regalé varias copias a cada mujer que pasaba por mi vida no solo se llevaron mi amor sino la música de Correa y Pala. Lamento que sean pocas mujeres, pero al final agradezco porque si así ando con la dignidad en el piso un poco más y pierdo la cordura, se imaginan uno de pobre, despechado votando por Duque, lo lamento, no supero que me dejen ni al uribismo.

Quisiera hablar de Pala y de Andrés únicamente, pero no puedo, estoy obligado hablar de mi vida porque ellos hacen parte de ella, casi que mis recuerdos transitan con su música de fondo. Sin embrago, les digo que a pesar de que el álbum no contó con un concierto de lanzamiento, si contó con una gira de 10 años con todas las de la ley conciertos en el D.F., Guadalajara, Querétaro, León, Medellín y Bogotá donde finalizó esta celebración. Sin ánimo de lucro, sinónimo de lacra era el nombre inicial de este proyecto, pero debido a que un grupo de pop un par de semanas antes se dio a conocer con un nombre parecido, los obligó a cambiar a ‘Socios Ociosos’. 

Aunque no soy un viejo, tampoco soy joven hago parte de esa generación que se niega a ver Sábados Felices, a sabiendas que ese día llegará y después de eso solo será una triste muerte. En otras palabras, a las 10:00 p.m. ya considero que esta tarde y puedo estar en medio de una agradable tertulia y aunque no tenga que madrugar al otro día extraño mi cama. No voy a ciertos lugares porque me parecen inseguros y lo peor ya no ceno con todas las ganas de siempre porque me cuesta conciliar el sueño o termino teniendo pesadillas, en síntesis, un concierto ya no despierta pasión porque sería llegar tarde a casa, esperar, estar de pie, hacer filas y demás incomodidades que no me despiertan el más mínimo interés.

Pero en esta ocasión nada de eso pasó quería ir, fue a comprar las boletas el día anterior, me emocioné con el lugar (La Aldea) solo me faltó subir las fotos en las redes sociales de las entradas, sí, me sentí joven pero tampoco. Me puse mi clásico blazer, camisa, jean roto, me encontré con mi parche (dos más), en la calle 19 antes de la estación de TM y caminamos hasta el lugar. Al llegar al lugar fue lindo ver tantas caras conocidas, más abrazos, comer, un par de cervezas y a disfrutar del concierto.

Correa como siempre tímido, nervioso y Pala todo lo contrario, son el complemento perfecto, tocaban algo del ‘Socios Ociosos’, algo de su carrera como solistas, más de 120 personas aplaudíamos a rabiar, fue una hermosa noche, a pesar de que una fanática identificada plenamente como Milena Orjuela, gritó Estúpido en el único silencio de la noche. La risa no dio a esperar creo que Andrés tendrá que reflexionar antes de nombrar las canciones, en fin fue una noche hermosa.  

Gracias, gracias por todo, por los recuerdos, por las tristezas, por las alegrías, por los amigos, por ver a oyentes de LAUD  90.4 FM ESTÉREO, por ¿Qué tiene la noche?, y por cantar a capela “Viva Colombia hijueputa, viva México cabrón”.

_____________________________________________________________________________

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.

Share this