Seguimos recordando a Gabo

04/27/2015 - 09:05

Arminio del Cristo.jpg

En la XXVIII Feria Internacional del libro en Bogotá se sigue rindiendo homenaje al Nobel Gabriel García Márquez.  Unos lo consideran el nuevo Quijote de la literatura otros reconocen que han sido influenciado por su estilo como  el fallecido premio nobel, Gunter Grass.

En estos días que he podido estar en este homenaje, a partir del trabajo de campo en los pabellones de la Feria, me he encontrado con una serie de citas, textos y párrafos que hacen que el escritor permanezca en la memoria histórica de este país y no se vuelva sólo pieza de museo o tema de conversación en las reuniones sociales de la élite o de cafetín. En el recorrido durante estos día en la Feria me he topado  con  frases, oraciones y párrafos que quiero plasmar en el escrito de hoy, como por ejemplo:

"Me siento latinoamericano de cualquier país, pero sin renunciar nunca a la nostalgia de mi tierra: Aracataca, a la cual regrese un día y descubrí que entre la realidad y la nostalgia estaba la materia prima de mi obra".

"Yo, señor, me llamo Gabriel García Márquez. Lo siento: a mí tampoco me gusta ese nombre, porque es una sarta de lugares comunes que nunca he logrado identificar conmigo. Nací en Aracataca, Colombia. Mi signo es Piscis y mi mujer es Mercedes. Esas son las cosas más importantes que me han ocurrido en la vida, porque gracias a ellas, al menos hasta ahora, he logrado sobrevivir escribiendo".

"Tal vez lo más sorprendente de los colombianos es su asombrosa capacidad de acostumbrarse a todo, lo bueno y lo malo, con un poder de recuperación que raya en lo sobrenatural".

"La ilógica de la vida no tiene fin. Dicen que yo he inventado el realismo mágico, pero sólo soy el notario de la realidad. Incluso hay cosas reales que tengo que desechar porque sé que no se pueden creer".

"La grabadora es la culpable de la magnificación viciosa de la entrevista. La radio y la televisión, por su naturaleza misma, la convirtieron en el género supremo".

"Este tema me ofrece la oportunidad de contestar a otra pregunta que los periodistas me hacen con mucha frecuencia sobre mis relaciones con las música. Les contesto siempre la verdad: La música me ha gustado más que la literatura, hasta el punto de que no logro escribir con música de fondo porque le prestó más atención a ésta que a lo que estoy escribiendo".

"Mi viaje a Colombia-agregó luego- estaba decidido desde hace mucho tiempo. Es que quiero recordar a qué huele una guayaba".

En esa búsqueda de notas valiosas que pueden parecer extrañas para algunos entendidos, me encontré con las frases de 'El amor en los tiempos del cólera' escritas por el historiador y periodista, Óscar Alarcón, el cual título: 'Gabolingotes'.

"La vejez es un estado indecente que debe impedirse a tiempo".

"Los síntomas del amor son los mismos del cólera".

"Había despertado como despierta el condenado a muerte en la madrugada e la ejecución".

"Todo lo que se haga en la cama es amor. Amor del alma de la cintura para arriba y amor del cuerpo de la cintura para abajo".

"El problema del matrimonio es que se acaba todas las noches después del amor, y hay que volver a reconstruirlo todas las mañanas, antes del desayuno".

"Lograron ser amantes intermitentes durante casi 30 años gracias a su divisa de mosqueteros: infieles pero no deseables".

"Habría que inventar qué se hace con las cosas que no sirven para nada pero que tampoco se pueden botar".

"No creo en Dios pero le tengo miedo".

"Hace un siglo me cagaron la vida con ese pobre hombre porque éramos demasiado jóvenes y ahora nos lo quieren repetir porque somos demasiado viejo".

Todo esto se presta para un ejercicio lingüístico y realizar una clase magistral sobre literatura contemporánea; también para hacer radiodifusión desde las nuevas narrativas y las nuevas formas de contar. Y por último, quiero terminar citando a William Ospina y William Faulkner. Del primero, cuando se refiere a Gabo: "García Márquez es uno de esos autores que satisfacen por igual al crítico más exigente y a lectores que nunca han leído otro libro. Tiene el don de lo que es a la vez claro, ameno y misterioso". Del segundo: "Los libros que leo son los que conocí y amé cuando era joven y a los que vuelvo como se vuelve a los viejos amigos", sin olvidar que este escritor es uno de los que va a influenciar al hijo de Aracataca.

____________________________________________________________________________

 

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora. 

Share this