Sí, Freddie Mercury era gay

11/05/2018 - 15:32

ANDRES VALLEJO RAMIREZ.JPG

‘Bohemian Rhapsody: la historia de Freddie Mercury’ es un total éxito, la primera en la taquilla de Estados Unidos y creo que en Colombia pase lo mismo.

Mercury quedó en la historia como la mejor voz de rock de todos los tiempos, su música con Queen siempre estuvo a la vanguardia, nunca dudó en experimentar y la originalidad fue siempre un sello que le aseguró a la banda el estatus de leyenda.

Una banda de marginados para marginados. Genios, ñoños, gais, pero sobre todos inadaptados, esas son las mejores cualidades de la banda. La tan esperada ‘Bohemian Rhapsody: la historia de Freddie Mercury’ por fin llegó a las salas de cine tras años de espera, gracias a su maravillosa expectativa.

La película es de alta factura, la emoción está a lo largo de la historia. Da lo que la gente quiere, en dosis exacta, es tradicional no solo en su linealidad temporal, sino en la clásica estructura de comedia romántica, ni que decir de los momentos creativos en el estudio o ver la música en vivo en el que el espectador tararea y se emociona hasta erizar la piel, sin duda es una buena película familiar que nos acerca más al rock, un género que parece muerto ¿Será por eso la nostalgia que despierta este biopic?

Sin duda, hay nostalgia y rabia. Rabia por saber que Freddie Mercury tenía mucho más que dejarle al mundo, que tenía mucho más por experimentar y mucho más de qué hablar. Pero, la realidad es que su muerte dejó un vacío inmenso en la música que jamás se podrá llenar.

Siguiendo con el cliché, Queen sin él (Mercury) no es Queen, no es una opinión, es una realidad que dejó su muerte. Sin duda, vale la pena ver en una sala de cine este homenaje a la banda británica.

Pero no todo es color de rosa, la película se quedó en eso, en ser un producto para todos los públicos mostrando los momentos de fortuna de la banda. Es un pase libre para ir a ver la cinta de moda con buena música, ideal para quienes no conocen el sufrimiento que vivió Mercury, para quienes se sorprenderán de saber que era homosexual y al final aplaudirán cuando rueden los créditos.

Eso es lo que molesta de la película que es todo lo contrario a lo que fue la banda, no se arriesga, no experimenta, no hace historia, teme meterse en los temas controversiales, no muestra un desnudo para asegurar que los niños hagan parte de la taquilla, la visión de la banda es cerrada. Los inadaptados ahora son ricos y necesitan más regalías, no un proceso creativo, los marginados no tienen espacio para el nuevo milenio.

Queda claro que el cerebro de la banda es Brian May y Roger Taylor merece su propio lugar por ser uno de los pioneros del proyecto. Sin embargo, de la complicidad de John Deacon con Freddie no hay nada, es más al bajista lo dejan relegada a lo largo de la cinta y él era especial, se dice ya como mito que era el más cercano a Freddie, en cambio aquí no solo le tocó el cuarto más pequeño, sino que nada tuvo que ver con la película. 

Otro de los grandes vacíos era poder ahondar en el verdadero significado de las letras ¿Es cierto que We Are The Champions o We Will Rock You son himnos inspirados en la comunidad gay? o ¿por qué no mostrar esa relación con David Bowie al componer ‘Under Pressure’? supongo que la razón es porque era muy gay, pero para la película es un simple momento de mucha presión. 

Quisiera ir de nuevo a las salas de cine a ver una película no familiar, más real, ojalá interpretada por Sacha Baron Cohen. Me gusta Disney, pero en este caso preferiría algo más real, sin maquillaje, mucho más Queen y menos prefabricado. En el que la sala de cine no salté de asombro en cada relación homosexual que se muestre.

___________________________________________________________________________________________

 

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.

Share this