Regresan Torquemada y los juicios sumarios

03/05/2019 - 10:39

CESAR PRIETO.jpg

* Por /César Augusto Prieto, Periodista.

A propósito del caso del entrenador Didier Luna, y sin entrar a defenderlo pero tampoco condenarlo, viene tomando fuerza la preocupante modalidad de denuncias sobre presuntos acosos sexuales que salen a la luz pública, casi siempre tiempo después de sucedidos los acontecimientos.

Y ojo, lo acá expuesto no es cuestión de género, que vicia a una necesaria objetividad en situaciones de este tipo, muy graves sin llegan a ser ciertas, pero que desafortunadamente, se convierten al tenor judicial, en versiones encontradas o como se dice, palabra contra palabra.

Entonces en Colfútbol, temerosos de las jaurías que se mueven en redes y la doble moral de algunos medios de comunicación y organismos de control, y por quedar bien en el peligroso hábito de los juicios sumarios, parecen tomar partido sin llegar al fondo de las acusaciones, y transitan el camino más fácil, el mismo de Poncio Pilatos.

A la hoguera de esta nueva Inquisición, cae la credibilidad del ente rector del fútbol colombiano, que según lo expuesto, contrataría a entrenadores con tan perturbadores perfiles y los dejaría a cargo de equipos femeninos, sin averiguar ni verificar de quien se trata ni quienes lo acompañan.

En caso de ser cierto, pues que caiga el peso de la ley y toda la sanción moral y social en contra del entrenador de marras y aparte, queda la reflexión de capacitar a cuerpos técnicos de mujeres para que también tengan opción de dirigir equipos femeninos y de alguna manera, se eviten tales escándalos que empañan la imagen y el ascenso del balompié nacional.

En nuestro país del Sagrado Corazón, pronto se olvidará el estropicio, el nombre de Luna queda de por sí manchado, así no sea culpable, pero acá, ante lo bochornoso de las acusaciones, lo más sano es no anticipar juicios y esperar un dictamen en derecho, de los entes encargados.

Igual flotan muchas dudas, pues incluso varias jugadoras que han trabajado de la mano de Luna han salido a defenderlo, pero más allá del tire y afloje, lo alarmante del caso es que cualquiera lanza una piedra mediática y pronto se convierte en verdad de a puño, sin observar el debido proceso, el derecho a la legítima defensa y la presunción de inocencia… lapidar y luego averiguar han dicho los verdugos del siglo XXI.

___________________________________________________________________________________________

 

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.

Share this