A propósito de la reforma a la Ley 30 de 1992 (Parte IV)

07/16/2012 - 11:02

Profesor_José_David_Lamk_UD.JPG

Al publicar esta cuarta entrega de lo que es el pensamiento de un Consejero de la Universidad en relación con uno de los puntos más críticos de la Educación superior, la MANE dio a conocer un documento muy interesante y de gran profundidad sobre la visión que el estudiantado pensante del país tiene sobre lo que debe ser el “gran debate” sobre la Educación Superior en Colombia.

PARTE IV

El rezago frente a otros países

La financiación de la educación en Colombia, contrasta con los valores que dedican algunos países de igual o menor desarrollo relativo; Ecuador, dedica el 35% de los Ingresos Corrientes; Paraguay, el 20% del presupuesto total; Brasil, el 25% de los recursos fiscales de estados y municipios; Costa Rica y Argentina, el 6% del PIB, todos ellos con excepción de Brasil y Argentina con poblaciones educativas sensiblemente menores que la de Colombia.

Ahora bien, no es cierto que no existan recursos para invertir en la educación del país, como se demuestra con las alternativas que se plantean en la parte propositiva de este documento, lo que ha faltado es voluntad política para hacerlo. La educación es la super- locomotora que sacará a Colombia del estado de deficiente desarrollo en que se encuentra.

Como lo dice la Carta Magna, “el Estado, la sociedad y la familia son responsables de la educación…..”en nuestro caso es evidente que el Estado ha faltado a su compromiso constitucional y le ha trasladado a la sociedad y a la familia, esta responsabilidad.

Las universidades estatales u oficiales recibirán anualmente aportes de los presupuestos nacional y de las entidades territoriales, que signifiquen siempre un incremento en pesos constantes, tomando como base los presupuestos de rentas y gastos, vigentes a partir de 1993. Como se demuestra en la argumentación anterior, esto no se ha cumplido por parte del Estado.

PROPUESTA

La negociación se debe centrar sobre la solución a cinco aspectos del problema de la financiación:

1.-El rezago presupuestal de los aportes de la ley 30 de 1992

2.- El rezago pensional

3.- Los nuevos recursos para garantizar el aumento de la cobertura y la excelencia académica.

4.- Los nuevos recursos para superar el “gap tecnológico” que padecen las universidades colombianas.

5.- Los nuevos recursos para dar el salto hacia un nuevo modelo de educación y nuevos modelos pedagógicos, con fundamento en procesos permanentes de innovación en el aula y articulación entre la educación básica y la superior (ver gráfico “Modelo Sistema Nacional de Educación” al final del documento)

Gratuidad

El tema de la gratuidad se debe entender como un compromiso del Estado con aquellos sectores y clases de la sociedad que no tienen acceso a la educación como consecuencia de su precaria condición de ingresos; en tal sentido la estrategia de financiación de la educación superior debe moverse entre la financiación de la oferta (financiación directa, que debe ser la fundamental, como corresponde a los menguados ingresos de la inmensa mayoría de los colombianos, teniendo como meta de corto plazo la educación superior universal y gratuita en las universidades del Estado), la financiación de la demanda (crédito educativo, con tasas 0% o altamente subsidiadas, según el estrato del estudiante) y, una tercera modalidad que contemple la subsidiaridad o financiación parcial entre el Estado y las familias, en el caso de las que tengan recursos para ello.

En ese sentido, la gratuidad debe cubrir los estratos 0, 1, 2 y 3.

Subsidiaridad

La subsidiaridad, entendiéndose como tal el acceso a líneas de crédito del ICETEX (no del sistema bancario) para el estrato 4 con 0% de tasa

Costos Plenos

Costos plenos para los estratos 5 y 6, sin que esto implique el traslado del costo de la gratuidad o de la subsidiaridad a estos estratos, evitando de esta forma los problemas de carácter social que se han presentado en países en donde los sistemas de crédito apalancan la financiación de la educación superior.

Ahorro de largo plazo

Como mecanismo de previsión y de planeación del acceso a la educación superior, se debe relanzar el instrumento creado mediante la Ley 18 de 1988 denominado Título de Ahorro Educativo –TAE – como mecanismo de ahorro de largo plazo, expresado en UNIDADES DE MATRÍCULA CONSTANTE –UMAC[1] - y a la vez instrumento de financiación de proyectos de inversión en la Universidad Privada.

La captación de ahorro mediante este sistema, en su período de maduración, se destinaría  a la financiación de proyectos de infraestructura, Créditos de Corto Plazo de las Instituciones de Educación Superior Privadas y Fondo de Garantías, como lo establece la Ley 18/88.

Unidad de Matrícula Constante –UMAC-

Además de garantizar el valor constante del ahorro que se efectúe en los TAE (Decreto 726/89 (abril 10) y, con el fin de estandarizar los costos de la Educación Superior y resguardar los ingresos por concepto de aportes del Estado –Gobierno Nacional y entes territoriales - debe considerarse la posibilidad de ampliar el uso de la UNIDAD DE MATRICULA CONSTANTE –UMAC – corregida por un factor que permita que los aportes del gobierno nacional mantengan el equilibrio financiero de las universidades[2].  Este mecanismo permitiría que el Estado reconozca a la Universidades, el costo real de la educación, año a año, evitando situaciones como la que se presentó con la disminución del valor per cápita de los aportes de la Nación a la educación superior.

Aportes de los entes territoriales

A sabiendas que los nuevos recursos provenientes de la regalías se han convertido en “la nueva torta” que busca financiar toda suerte de necesidades reales o ficticias de las regiones,  se debe comprometer a los entes territoriales (Municipios, Gobernaciones), en la financiación creciente de las IES PUBLICAS TERRITORIALES, mediante una reforma a la distribución de los recursos de las Regalías, estableciendo un porcentaje de la transferencia a los municipios y Departamentos para la financiación de las universidades territoriales, en los términos del art. 361 de la CN reformado por el Acto Legislativo 05 de 2011.

Recursos de las estampillas

En esta estrategia múltiple de financiación de la Educación Superior, el trámite de la ampliación del plazo de vigencia y su actualización a valores constantes de hoy, de las estampillas existentes, sería otra de las fuentes de financiación que ayudaría a la viabilidad financiera de la Universidad Pública, incluyendo como inversión el concepto de la calidad de la educación y el pago de docentes de planta.

Reforma Tributaria

Estudiar una reforma tributaria que elimine las exenciones que se conceden a algunos sectores y empresas y dedicar ese mayor recaudo al fortalecimiento de la Educación Superior;  este mayor valor de los ingresos tributarios puede ser igual a la deuda que tiene el gobierno con la Educación Superior Pública.

Documento Conpes

Por último, como se hace en muchos países el Estado, por encima de la incertidumbre de los enfoques cambiantes de cada gobierno, debe dar pleno cumplimiento al mandato constitucional de que “el Estado facilitará mecanismos financieros que hagan posible el acceso de todas las personas aptas a la educación superior”. Dichos mecanismos son de urgencia manifiesta en la satisfacción de los requerimientos de subsistencia –alimentación, transporte, vivienda, materiales de estudio- de los estudiantes pertenecientes a los sectores y clases de la sociedad con menor capacidad económica, y por ningún motivo deben dar lugar a generarles deudas con el Estado. En este sentido, urge un documento CONPES, construido de manera participativa, que establezca las bases  para lograr las transformaciones que  los países que han tomado este camino,  les permitió superar la barrera del sub desarrollo.

 

[1]UNIDAD DE MATRICULA CONSTANTE –UMAC –  creada mediante Decreto 726/89 (abril 10), que reglamentó la Ley 18/88[1].

[2]El desarrollo de la fórmula matemática, es la misma que se desarrolló para el cálculo de la UMAC en el Decreto 726/89, adicionada con un factor de corrección que correspondería al reconocimiento de la diferencia entre el valor promedio de los aportes del estado a las universidades, en los últimos tres años y el aporte a cada universidad por parte del gobierno nacional en cada año del cálculo, ponderado por este mismo valor. UMAC [VPAGN-AGNP]/AGNPX100.

_______________________________________________________

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.
Share this