Un cantautor que le aporta más de una canción al folclor vallenato

06/10/2019 - 10:50

Arminio del Cristo.jpg

Emiliano Zuleta Díaz: punto de referencia para el folclor vallenato. Es hijo del viejo Emiliano Zuleta Baquero, conocido en la región Caribe como 'El Viejo Mile' y uno de los grandes compositores en la música de caja, guacharaca y acordeón.

Es el compositor de la 'Gota fría', canción que se ha escuchado en muchas partes del mundo y, que según García Márquez, es uno de los temas con alto vuelo poético en el mundo de los acordeones.

Muchas son las composiciones que ha escrito el 'Gago de Oro'. Todo esto para demostrar que no solo es uno de los mejores acordeoneros en la música vallenata; quien irrumpió con mucha versatilidad para tocar el instrumento y llenarse de requisitos en la ejecución del 'Fuelle nostálgico' con entradas, cortes, trasteos, reposos, creatividad y rutinas.

Es “el vallenato de mayor creatividad", según lo manifiesta el acordeonero Israel Romero Ospino; posee un repertorio de canciones que pueden clasificarse como autobiográficas, amorosas, familiares, parranderas, filiales.

Y son creaciones poéticas que se conciben en el tratamiento del lenguaje y también por la forma de mirar ese pasado musical con las nuevas apuestas de la composición vallenata.

Pertenece a esa dinastía musical que está conformada por Cristóbal Zuleta Bermúdez, Sara Baquero, Rafael Antonio Zuleta Ramos, Emiliano Zuleta Baquero, Pureza del Carmen Díaz Daza, Héctor Zuleta Díaz, Mario Zuleta Díaz, Tomás Alfonso Zuleta Díaz, Emiliano Alcides Zuleta Díaz, Fabio Zuleta Díaz, José Enrique Zuleta Arzuaga, Iván Zuleta Barros y vendrán otras generaciones que le darán más fruto a este folclor de 'Francisco el Hombre'.

Los hermanos Poncho y Emiliano pertenecen a esa familia musical con  influencia artística en la música de acordeón. Son hermanos en la música vallenata, al lado de otros fraternos como los Osorio, López, Sarmiento, Lora y Paternina.

Como hermanos han cultivado un vallenato clásico, que a la fecha sigue siendo del agrado y aceptación de los conocedores del buen vallenatom. Es el mismo que está reclamando la UNESCO para que se vuelva a componer, cantar y grabar.

Él ha cumplido con la labor de difundir el vallenato clásico y después de cuatro décadas sigue siendo un referente en la composición. Y se tendrá que analizar su producción musical desde la composición y la ejecución del acordeón pero ¿Cuál ha sido su aporte a la música vallenata? Fueron muchos los que no creyeron en el talento de Emilianito para componer.

Dudaban que el acordeonero tuviera un sinnúmero de canciones que le cantaban a ese universo vallenato cargado de certidumbres e incertidumbres, y que solo puede concebir un creador de poesía.

Con el correr de los días, fue creando ese verso que lo puso en la galería de los grandes compositores vallenatos; y como prueba fehaciente podemos señalar las siguientes canciones: 'Mis Vacaciones', 'Gallo Viejo', 'Gloria de mi Alma', 'No Bebo más', 'Mi Hermano y Yo', 'Aun Colega', 'Cómo Será', 'Mi Acordeón', 'Mañanitas de Invierno', 'Tardes de Verano', 'Sanjuanera', 'Indira', 'Mi Pobre Valle', 'La Sangre Llama', 'Por qué', 'El Turpial Herido, entre otras.

Antes de ganar el concurso de la canción Inédita en el 'Festival de la Leyenda Vallenata' en el año de 1985, con el paseo 'Mi Acordeón' y coronarse 'Rey de Reyes' con el paseo 'Mi pobre Valle'; Emiliano ya había participado en el concurso de acordeoneros profesionales en 1970 y 1971, años en los que ganan Calixto Ochoa Campos y el barranquillero, Alberto Pacheco Balmaceda, ocupando el tercer lugar en ambos concursos.

Lo excepcional en todos esto es que sin haber ganado dicho concurso se convirtió en un icono del folclor vallenato y al que constantemente le están brindando un reconocimiento pleno y lleno de gratitud todos los acordeoneros del país.

Ojalá que la memoria histórica de este folclor siempre recuerde el aporte del cantautor, se socialice, difunda y sea contada por los medios de información del país, como también en los mismos festivales que se realizan en la región Caribe. Él ha cumplido con la labor de dar a conocer el vallenato clásico y tiene que sentirse orgulloso con lo que le ha aportado a este folclor.

Fue protagonista en las separaciones que tuvo con su hermano Poncho Zuleta, en los años 1975, 1988, y 2000, pero también de los reencuentros en 1975, 1993, y 2001. En todo este proceso quien mejor les sacó provecho a estos desencuentros fue la misma música vallenata, porque cada producción se hizo con ganas y sentido de pertenencia.

Solamente nos queda por expresar que Emiliano Alcides Zuleta sí ha sabido sumar en esta música y que él como protagonista está pendiente de muchos homenajes.

Ya dejó un catálogo que servirá para que estas nuevas generaciones sepan cómo se compone una buena canción y cómo debe tocarse el acordeón.

___________________________________________________________________________________________

 

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.

Share this