#SiGarzonViviera

08/13/2019 - 16:33

Laud- Jaime Wilches- Ipazud.jpg

Por: Jaime Wilches

Docente e Investigador

Instituto de Paz de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas.

En la habitual falta de seriedad de los medios informativos y los líderes de opinión, la figura de Jaime Garzón a 20 años de su infame asesinato, se redujo a un ridículo hashtag “#SiGarzon Viviera”, dispuesto como merengón en Colegio, para que los inocentes tuiteros comenzaran las ingenuas evocaciones, muy similares a las preguntas Bicentenarias de que hubiera pasado si nos hubieran colonizado los ingleses (no hubiera pasado nada, seríamos el mismo país con los mismos dilemas), o que hubiera pasado si hubiera sido gol de Yepes (no hubiera pasado nada porque Brasil hubiera remontado con furia hasta ganar la serie).

Algunos oportunistas han utilizado a Garzón para echarle candela al ya cansón debate polarizador Petro vs Uribe. Un alto en el camino y un mínimo de sentido común para respetar la figura del único (sí, el único) personaje que entendió la ecuación de llegar a los medios para hablar de los males nacionales con un estilo irónico, reflexivo y burlón, hasta tocar las fibras de los políticos (los mismos de siempre).

Su ingenio fue su tragedia. No era candidato a la presidencia, aunque había coqueteado con la idea de ser congresista y con un paso esporádico en la Alcaldía de Sumapaz. No era intelectual, pero sus conferencias en Universidades tenían asistencias masivas. No pregonaba ninguna ideología, aunque le tocó vivir la era de Pastrana – Tirofijo y sus incoherencias con la paz. No era un galán de telenovelas, pero la cámara de televisión se rendía a su capacidad de improvisación.

Ningún programa de televisión o personaje cómico han superado el legado de Garzón, y aunque hay que abonar que algunos han intentado seguir su figura, muchos han quedado eclipsados por el chiste fácil, los intereses que no se tocan o el miedo a que corran con la misma suerte de Heriberto De la Calle, un embolador que se aprovechaba de su figura para golpear con su cepillo la rodilla frágil y la mirada hipócrita del político o líder gremial.

#SiGarzonViviera estaríamos igual o peor que hace veinte años. El mismo humorista criticaba que la gente se riera de lo que el mamando gallo denunciaba con angustia. Hoy nos dedicamos a lamentarnos de su muerte, pero ¿qué hacemos para pensar que podría cambiar en la Colombia que Garzón dejó? la de élites ineptas y cortoplacistas, terratenientes con visión feudal y no comercial, actores ilegales asumiendo las tareas del Estado con represión, intelectuales agazapados en los escritorios y jóvenes con miedo por el ascenso económico y el reconocimiento social.

En apariencia, los que silenciaron a Garzón ganaron la batalla del silencio y la violencia. Llegaron al poder en el siglo XXI, se tomaron el poder Ejecutivo, dominaron el poder Legislativo y tuvieron ascendencia en el poder Judicial. Hicieron una ley de amnistías a su acomodo, sostuvieron sus privilegios económicos y se prolongaron en el poder por más de diez años.

No obstante, Garzón es una figura tan poderosa que tenía su as bajo la manga: la herencia de un sector de la sociedad que empezó a presionar para decir No más Violencia, No más guerra, No más corrupción. Este sector de la sociedad acorraló a los asesinos intelectuales de Garzón, promovió un cambio de mentalidad en el país y ha impulsado procesos de reconciliación.

Una nueva generación viene empujando el cambio…y ahí deben estar en una silla mecedora los que conocieron a Garzón y saben que es posible la Colombia que se burla de sí misma, pero reacciona y se pone manos a la obra.

Por supuesto, el camino todavía es complejo y los asesinos de Garzón acechan. No obstante, su desordenada sonrisa todavía será una llama de inspiración que el tiempo y otros 20 años más prolongarán para no desfallecer.

Garzón es más grande que una conmemoración hipócrita y una tendencia pasajera en redes sociales.

___________________________________________________________________________________________

 

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.

Share this