Pedófilos de la moral

06/10/2019 - 10:31

ANDRES VALLEJO RAMIREZ.JPG

A gritos muchos ciudadanos piden dictadura, quieren penas ejemplares, extradición, una nueva Constitución, acabar con el poder de la justicia y opinan que un poco de mano dura es lo que necesita esta sociedad.

Un nuevo debate nos enfrentó, parece que no hay término medio sobre lo inmoral que es tomar o drogarse en un parque. Así, sin matices, buena parte de los moralistas volvió a gritar que alguien piense en los niños. En respuesta a esa falta de análisis algunos me contestaron: Claro, como usted no tiene hijos.

No tengo hijos, pero si lo que me hace es una propuesta, prefiero declinarla. Quise contestar, pero entendí que con rabia no se puede hacer un debate que considero simple de resolver. Vamos con lo esencial ya probado a lo largo de la historia. Nunca, una prohibición será una buena solución para combatir el consumo de drogas y de alcohol.

Además, el Estado no puede secundar al mal intencionado Código de Policía que parece un manual de un colegio internado de los años 70. Ya hemos visto el abuso en contra de los vendedores ambulantes, comparendos sin sentido, enfrentamiento de la comunidad con los uniformados, denuncias de mujeres que fueron manoseadas y demás.

Es un abuso, que un colombiano en una de las cientos de ferias que se celebran en el país no se pueda tomar una cerveza, que en un asado en un lugar público no pueda contar con un brindis o que no se pueda caminar por la Séptima después de las 8:00 p.m. acompañado de una espumosa o fumando un cigarrillo de marihuana.

Hoy, es el consumo en espacio público, mañana, será en nuestro hogar. Evitemos muertes, así que no celebraremos el Día de la Madre y las festividades de diciembre, dirá el próximo presidente eterno después de violar nuestra  Constitución con el argumento sólido que así evitaremos muertos. Luego cancelará las elecciones para no debatir; y el contrapoder, las cortes, por ejemplo, para seguir con la dictadura.

Entiendo la complejidad que sufren los adictos a las drogas y al licor, no quiero que ningún hogar sufra con ese tormento, pero la prohibición no es la solución.

¿Usted quiere que sus hijos vean borrachos y drogadictos en el parque?No, la verdad no lo deseo, pero tampoco quiero que vean miseria, injusticia, abuso de poder, ni feminicidios. Pero el mundo no podrá solucionar los problemas con una cortina para que los infantes no vean. No, ellos tienen que saber en qué mundo viven y tendrán que elegir que van hacer, nuestro regalo será su libertad y la mejor educación, no una venda para los ojos.

La lucha no es por la droga, por el licor, es por nuestra libertadhasta de tomar malas decisiones para nuestro cuerpo.

¿Es que un hijo lo cambia todo?Sí, me imagino, envidio ese amor, temo esa responsabilidad, pero eso sí, no necesito ser padre para pensar en las nuevas generaciones, porque la empatía la aprendí de mi madre y la estimuló el periodismo, por eso no solo me limito a pensar en sus hijos, sino en toda la sociedad que necesita niños con mentes críticas, no pequeñas mentes que se asusten por ver a un par de jóvenes fumando hierba, mientras sus padres toman cerveza, gritan a sus mujeres y denigran de la justicia.

Redes: Nunca, una prohibición será una buena solución para combatir el consumo de drogas y de alcohol.

___________________________________________________________________________________________

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.

Share this