Colombia sigue viviendo una batalla que no termina

08/12/2019 - 10:38

Arminio del Cristo.jpg

Si quisiéramos saber un poco más de la historia patria de este país, podríamos acercarnos a unos cuantos textos de historia y así salir del embeleco donde nos metieron la radio, televisión y prensa sobre el Bicentenario.

A continuación sugiero una selección de libros para ilustrar estos momentos dignos de recordar, por ejemplo, '1810: Antecedentes, desarrollo y consecuencias', (Una complicación de varios autores) 'Historias de la Ideas Políticas', cuyo editor es el maestro José Fernando Ocampo, 'Colombia una Nación a pesar de sí misma: Nuestra historia desde los tiempos Precolombinos hasta hoy', de Daniel Bushnell, 'El proceso ideológico de la Emancipación en Colombia’, del historiador, Javier Ocampo López, 'Pa que se acabe la Vaina', del novelista y ensayista William Ospina  y la 'Historia Mínima de Colombia', de Jorge Orlando Melo.

Es una selección para entender nuestra cultura precolombina, días de la colonia,  independencia, como se fue estructurando la Nueva Granada, esos primeros momentos de la República, nombres asumidos como nación, relaciones y empréstitos internacionales, guerras civiles, la guerra de los mil días, el surgimiento de nuestros partidos, abolición de la esclavitud, La regeneración o catástrofe, pérdida del canal de Panamá, la Batalla de Boyacá, la Patria Boba y cómo se desenvolvió la economía a partir del oro, tabaco, cacao ycafé.

Como también otros temas de actualidad, por estos días de exagerado patriotismo.

Quiero citar al historiador Keith Jenkins, cuando nos dice "la historia es una serie de discursos sobre el mundo. Los discursos no son los que crean el mundo, pero sí lo apropian y dan un sentido al mismo. La historia como disciplina es el conocimiento de la humanidad en el pasado".

De igual forma, nos indica: "Esta información interpreta y transmite el sentido social y cultural de la sociedad en el pasado, por lo que también es un tipo de conocimiento que ofrece y crea forma de consciencia individual o colectiva en el pasado y el futuro".

Vista de esta manera la historia, nos preguntamos hasta dónde los partidos, la escuela, facultades de periodismo y periodistas se han dado la tarea de auscultar e indagar con sentido de pertinencia estos asuntos políticos de relevancia nacional para entender los complejos sucesos de un país envuelto en una batalla interminable, inconclusa. Esos problemas del pasado se heredaron y siguen latentes en nuestra sociedad.

El 2019 se caracterizó por celebrar la 'Batalla de Boyacá', la 'Independencia' y ‘Consolidación de la República'. La mayor parte de las celebraciones estuvieron centradas en la campaña militar dirigida por Bolívar y Santander.

Recordemos, la citada batalla, desde el punto de vista militar está considerada un hecho menor, pero sí tuvo sus repercusiones políticas.

De todo este proceso histórico-militar se van a derivar unos aspectos sociales, civiles, como:

-Al conformarse la República la dirección del Estado a cargo de una generación forjada en los campamentos, sin experiencia en asuntos de administración pública.

- Francisco de Paula Santander, se encargó del poder en cumplimiento de la ley, donde sentó las bases de un Estado de Derecho, desarrollando una forma de gobierno.

- Los sobrevivieron a esta gesta debieron trabajar por la construcción de un Estado Republicano: forjado en la sujeción de la ley, separación de poderes, el respeto por nuestros ciudadanos, independencia judicial y las libertades públicas.

Empezaron por rehacer una economía devastada por la guerra, calmar caudillos, ubicar al ejercito vencedor a la vida civil, empezar a trabajar en la reconciliación nacional, buscar reconocimiento internacional, negociar la deuda externa adquirida durante la guerra, apostarles a las vías de comunicación y relaciones internacionales.

Todos estos problemas, son en esencia, los mismos que el país ha buscado resolver en más de dos siglos de lucha política. En la actualidad nos siguen golpeando y, día tras día, se vuelven irreconciliables.

Son esos mismos partidos del ayer que se disputan el poder entre ellos. Todos esos se volvieron corruptos, llevando al país a una ingobernabilidad. Simplemente, carecemos de un presidente que gobierne: Él sigue en su año de aprendizaje.

___________________________________________________________________________________________

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.

Share this