Nuestra literatura está atravesada por los finos detalles de la tradición oral

05/30/2017 - 09:06

Arminio del Cristo.jpg

Me atrevo a afirmar que la mayor parte de las obras literarias están atravesadas por eso que se ha denominado la cultura oral popular. Incluyendo por ejemplo, la poesía de autores que han transitado por ese grandioso pasado como son las narraciones y las formas de contar de esas generaciones de abuelos y abuelas que vivieron a lo largo del siglo XX.

Las letanías, mitos, fabulas, cuentos, dichos, cantos, décimas, picaresca, supersticiones, oraciones vienen a constituir un filón importante en la cultura no solo de los pueblos que habitan a las orillas de los ríos, ciénegas, sino que es y fue el fundamento del lenguaje de los habitante que todavía viven en ese mundo rural. Por eso me cuesta trabajo aceptar que esta frontera se diluyó y de acuerdo a muchos visionarios eclécticos: lo urbano y lo rural son una misma cosa.

Gerardo Reichel Dolmatoff, en su texto 'Indios de Colombia', escrito por el año 1991, indicaba que "la literatura oral de los indios, sea de la selva andina o de las zonas tropicales, está repleta de sorprendentes metáforas, de imágenes vividas, episodios dramáticos y de un conocimiento de la psiquis humana". Todo ese universo sin lugar a dudas es lo que vienen a alimentar toda esa producción literaria de nuestros escritores, cuenteros y poetas lo que nos permite estar en un lugar privilegiado en la literatura universal.

¿De dónde surge la obra de García Márquez, Manuel Zapata Olivella, Héctor Rojas Herazo, Guillermo Valencia Salgado, Alejo Carpentier, Pablo Neruda, Álvaro Cepeda Samudio, David Sánchez Juliao, Roberto Burgos Cantor, Alberto Salcedo Ramos, canciones, teatro? Esa forma de narrar y contar en el Caribe tiene como alimento primigenio ese legado  que las generaciones del pasado  fueron elaborando y construyendo  para que posteriormente se prolongará por ese acto comunitario de trasmitir todas esa información de generación a generación, la cual pervive así los artefactos de las nuevas tecnologías sean visto como una alternativa de informar, 'escribir y contar'.

A partir de dónde cuentan los seres vivos y muertos en 'Cien años de Soledad', 'Pedro Páramo', 'Juan Sábalo', 'El Flecha', El Pachanga' 'Danza de Redención' y un sinnúmero de novelas y cuentos que tienen como base fundamental esa reunión del lenguaje que parte de esa oralidad primaria. Relacionaré unos dichos, cantos, décimas, y apartes de unos cantos que son emblemáticos en el mundo de la música caribe y que están tejidos de una literatura viviente.

Dichos

'La cara del santo es la que hace el milagro'.

'Más vale tarde que nunca'.

'Lo que está de moda no incomoda'.

'A quien le caiga el guante que se lo plante.

'Quien corta su palo redondo que se lo tire al hombro'.

'Cuando el río suena piedras trae'.

'Que va a dar el que anda pidiendo'.

'Perro que no conozcas no le toque el rabo'.

'Que calor manda la seda cuando el pobre se la pone'.

'¡Ya para qué!, dijo la lora de Magdalena Lora'.

'El que quiere azul celeste que le cueste'.

'No todos los días son de Santa Lucía'.

'Ninguno sabe el mal de la olla sino el palote'.

Décimas

'Servir para merecer

ninguno lo consiguió

y siempre vino a merecer

aquel que menos sirvió'.

'En la vida nunca digo

de esta agua no beberé

ni por turbia ni por clara

ni por revuelta que esté'.

'La vida no es lo que parece

el dulce encanto de los años

La vida es como un árbol que se mece

bajo el peso de amargos desengaños'.

'Cuando el pobre cae en desgracia

todos sus males se juntan

se retiran los amigos

y los parientes ni preguntan'.

'Hasta los palos del monte

tienen su condición

unos sirven para santos

y otros para hacer carbón'.

Cantos

'Candelaria Vacunare

dime quién te vacunó

la luna medio amarillenta

y el sol con su resplandor'.

'Avelino Madera

repícame ese tambor

hasta que largue la estilla.

Si el dueño te preguntare

le echas soga y soguilla.

´Presente te quiero mucho

ausente te quiero más

presente te estoy yo viendo

ausente no sé dónde estás'.

Máximas

"Si no me quieres tener ni un minuto de cariño, yo puedo darte mujer, cien mil minutos de olvido".

"Dicen que el que sufre es tonto, y el que por un cariño llora".

"Los cambios que da la luna, los da la mujer también, cambia pena por placer y dicha por amargura'.

"Yo soy el hombre que compone versos cuando el pensamiento la trae melodía".

"Aquí en Colombia todo lo bueno está planeado es para los de arriba, mientras que el pueblo sigue viviendo sin pan, sin techo y sin medicina".

'Colombia sabe que tiene un compositor que sólo canta después que logra pensar". 

Estas máximas fueron creadas por el maestro Leandro Díaz Duarte en su mundo de composiciones: hoy es recordado como el ‘Cardenal Guajiro’ y la novela de ‘Gabo’ ‘El amor en los tiempos del cólera’ lleva un epígrafe de su composición ‘La diosa coronada’. “En adelanto van estos lugares ya tienen su diosa coronada”.

De estas manifestaciones literarias y todo este lenguaje están construidos esos pueblos fantásticos, maravillosos, encantadores como Cómala y Macondo. Como también esos pueblo que habitan la Ciénega  de Ayapel, de las comadres que asisten a los velorios, de las disputas en un partido de domino. El pregonero que ofrece las más variadas frutas y alimentos desde su carreta, el vendedor de guarapo, el grito de vaquería, el cuentero que sabe contar esos detalles de los encuentros llenos de certidumbre e incertidumbres, los misterios de las noches de brujas. El muerto que sale por las calles oscuras y polvorientas y el abuelo que se ahorcó por amor en el cementerio donde enterraron a su esposa.

De esta forma le brindamos un sencillo homenaje a los 50 años de 'Cien Años de Soledad' que está tejida con cada uno de estos sucesos que nos dio y nos sigue dando ese inmenso caribe plagado no sólo de mariposas amarillas sino de personajes y de actos maravillosos casi todas las veces invisibilizados y ellos también ha contribuido a ese engrandecimiento de la literatura, ese que hoy nos hace respirar y saltar de alegría ante el mundo y no quedar como "Aureliano Buendía en aquella tarde remota en que su padre lo llevo a conocer el hielo".

_____________________________________________________________________________

 

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.

Share this