No es por la dosis personal es por nuestra libertad

09/10/2018 - 10:11

ANDRES VALLEJO RAMIREZ.JPG

Se es o no se es. Claro que hay un término medio, pero hay casos en los cuales se debe tomar una determinación en estos momentos en que se defienden los ideales de la Constitución de 1991 o no. Este gobierno uribista no solo quiere volver a los años en que su jefe era el primer mandatario, sino llevarnos hasta el siglo XIX.

Infamemente aluden a la familia, no es gratuito que Iván Duque en campaña fuera el único que no reconoció el matrimonio igualitario. A pesar de posar de liberal, él se debe a la fuerza conservadora que lo llevó al poder.

El decreto contra la dosis personal lo tendrá que tumbar el Consejo de Estado por anticonstitucional (no la Corte Constitucional porque no es una ley) porque evidentemente atenta contra la libertad del individuo y porque va contra el derecho de la propiedad de la ciudadanía, es decir expropia los bienes, en este caso la droga que en esa cantidad está protegida por nuestra Carta Magna.

En cuanto al fondo de la discusión, el decreto contra la dosis personal es tan profundo como un charco, del mismo impacto inocuo que el Código de Policía que evidencia la poca inteligencia de esa Institución. No hace nada contra el problema, no ayuda a desarticular las redes del narcotráfico, en cambio ayuda a subir el precio de la droga, expone a la seguridad de quienes consumen recreativamente, estimula la corrupción de la Policía que perseguirá a los jóvenes más humildes, además no hay ningún indicio que pueda sugerir que en los colegios y universidades disminuya el consumo.

No hay que ser un genio para reconocer los aspectos negativos de la decisión presidencial, sin embargo, no falta la voz inocente que ve ahí una protección a la familia y a los niños. Es una pena, pero es una realidad, una parte de la sociedad sintió miedo de la ideología de género, pensó que se le regaló el país a las FARC y cree que con la prohibición un joven, sinónimo de rebeldía y experimentación se alejará de las drogas.

El pasado viernes 7 de septiembre fueron a los estudios de LAUD 90.4 FM ESTÉREO un grupo de 30 adolescentes de varios grados de un colegio del sur de la ciudad. Lo que tienen en común ellos es que todos quieren hacer parte de la emisora de su institución, así que querían saber cómo funciona nuestra estación. Tuve el placer de hablar con ellos y contarles lo que hacíamos, les pregunté por este caso en particular y tres chicas mostraron estar de acuerdo con la prohibición. Les consulté luego quienes habían consumido licor y todos sin excepción, hasta con orgullo levantaron las manos. Les recordé que estaba prohibido el consumo de alcohol para menores de edad.

Con este escrito no quiero defender la drogadicción, ni me hace feliz ver a una persona adicta. Además, repito por enésima vez que he consumido muchas veces droga de manera recreativa. No lo digo por orgullo, sino con el fin de terminar con tanta hipocresía en medio de una sociedad consumidora.

Hoy rara vez tomo una cerveza, cada tres meses tomo vino o un trago, no fumo y no consumo droga. Me gustaría que el gobierno regule la venta de droga, acabe con el narcotráfico, que con ese dinero se fortalezcan nuestras finanzas con eso nos ahorramos otra reforma tributaria, pero sobre todo con ese jugoso rubro se invierta en campañas para desincentivar el consumo. 

El problema no es la dosis personal, lo de fondo es la lucha por nuestra libertad. Hoy debemos pelear por la libre decisión de quién quiere consumir, que la Policía se encargue de los verdaderos problemas que vivimos en la ciudad, si no damos está lucha no muy lejos la disputa será sobre el aborto, el matrimonio gay, la adopción sin exclusión, el estado laico, por los tatuajes, para evitar que sea presidente Alejandro Ordóñez. El país no está nada bien, buena muestra se ve en la derechización de los medios de comunicación, atentos que no falta quien diga que este decreto es una buena decisión.  

_____________________________________________________________________________

 

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.

Share this