Milán Kundera y Winnie the Pooh van por la vida de la mano

09/03/2018 - 11:02

ANDRES VALLEJO RAMIREZ.JPG

Un jefe de Manizales nos convocó a una reunión para decirnos que nos tocaba trabajar los domingos, aunque nadie tomó bien la noticia, del todo no era mala, pues ante el mísero salario, ganar extras dominicales era de gran ayuda. Con su sinceridad don Gabriel no recordó que con lo que ganábamos íbamos al parque el día de descanso a ver chupar paleta, para él era mejor venir y ganar 5 mil pesos por esa jornada, mi sueldo era de 350 mil pesos, así que el domingo debería significar un poco más de 23 mil pesos de más, pero el dueño de la empresa abusaba de su posición dominante para robarnos y con su frase cliché de que la puerta es grande para irse, nos tocó bajar la cabeza y trabajar.

Eso fue hace aproximadamente 20 años, es decir en este transcurso de tiempo llegó Uribe a legitimar ese robo, peor ya que mi anterior jefe reconocía al menos un 23 % de más por el día, no, el señor que decía trabajar, trabajar y trabajar nos quitó las extras nocturnas y dominicales. Es decir, en mi vida lo que más he hecho es trabajar, trabajar y trabajar que en realidad es ser esclavo en su momento de don Gabriel, de Pastrana que se inventó el sueldo integral, de Uribe que nos quitó derechos, nos dañó el sistema de salud, del IVA de Santos y de Duque. Esos miserables, perdón esos ricos poderosos lo único que han hecho en mi vida es ponerme obstáculos para progresar, hoy orgullosamente solo puedo decir que no soy pobre, eso sí lejos de ser rico y de la clase media acomodada que puede viajar, comprar carro y ahorrar. Para mí un mes sin sueldo es para llorar, maldecir y rogar que no le falte a mi madre que comer.

Sin embargo, he encontrado varias maneras de alzarme en rebeldía, una de ellas es leer, sí, leer literatura, ir a cine y no hacer nada, así es nada, dedicarle tiempo a eso que es insignificante, preguntarle a las pudorosas sobre el sexo anal, a los heterosexuales sin tendrían una relación gay ¿A quién elegirían entre Brad Pitt o George Clooney? a ver todos los partidos de Millonarios y del Chelsea, a salir a caminar con mi perra y saludar a todos los que me encuentro en el barrio, por su puesto casi nadie me saluda, a hablar solo y a pasar fotos en Tinder e imaginar cómo quitarme a esas conquistas de encima, es más a las más bonitas no les doy me gusta en un acto irracional de dignidad, pero sobre todo cada día, sin excepción se me ocurre una idea para ser rico y no volver a escribir en este espacio, pero no hago nada, porque me gusta no hacer nada y para salir de estos problemas financieros me exigen trabajar más y eso es lo que he hecho por más de 20 años y lo quiero, es hacer nada.

Es por eso por lo que encuentro una conexión muy fuerte con el último (espero que no sea el último) libro de Milan Kundera ‘La fiesta de la insignificancia’ y Christopher Robin: Un Reencuentro Inolvidable, la reciente película que recrea al personaje Winnie the Pooh.

Bogotá, Londres y París en una conexión que se centra en lo intrascendente como el ombligo de la mujer, inventarse un idioma para que nadie pueda interactuar, inventar una trágica enfermedad, no poder entender lo sensual que es lo superfluo y perder la oportunidad de amar por una noche. Esos son algunos de los elementos que nos comparte Kundera a través de unos veteranos con una buena carga de simplicidad y humor.

Por su parte, ‘Christopher Robin: Un Reencuentro Inolvidable’ intenta ser más trascendental sobre lo difícil que es sacar adelante una familia en medio de una crisis económica. El color de la película es de un preciso gris que hemos escuchado siempre típico londinense, siguiendo con lo estético la animación es realmente increíble ya que los personajes tradicionalmente dibujados, en esta ocasión son peluches con vida. Ewan McGregor (Trainspotting, Star Wars, Beginners) es fabuloso desde su rol de traidor a su esencia pasando por ser un buen padre, esposo y jefe, algo que parece imposible. Lo más increíble, eso sí desde mi ignorancia porque no había leído ni visto nada de The Pooh, es él, el oso y su gran reflexión, unas frases de una profundidad que nos da lo más simple de la vida, esa típica expresión proveniente del arquitecto Ludwig Mies van der Rohe “menos es más”, ni hablar de su humor inocente, espero que mañana cuando lean esta recomendación es decir hoy o mejor ayer que fue cuando lo escribí, aunque siempre es hoy, se tomen un poco de su tiempo para disfrutar de un texto y de una película simples que solo por eso son preciosas joya para no hacer nada por un rato.

_____________________________________________________________________________

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.

Share this