Los premios de periodismo y el ejercicio periodístico en Colombia

02/12/2018 - 10:06

Arminio del Cristo.jpg

Todos los 9 de febrero de cada año se celebra el Día del Periodista y ese mismo día en la ciudad de Bogotá se entregan los premios del CPB. Más que merecido este reconocimiento a todos esos comunicadores que presentan sus trabajos en las diferentes modalidades para que un jurado en su sapiencia determine  quiénes se hacen acreedor al premio económico y a la estatuilla. 

Todos estos premios tienen su razón de ser y se premian a los que llenan los requisitos establecidos por el concurso y se debe cumplir esas directrices. Acompaña este acto de premiación el jurado en pleno y cuenta con la presencia del presidente de turno quien en su retórica reconoce que si hay libertad de prensa, que no hay censura y que las investigaciones sobre el asesinato de periodistas avanzan positivamente y que los periodistas en Colombia cuentan con toda la protección del estado colombiano.

Ese discurso presidencial, como los que pronuncian los directores o presidentes de los organismos que patrocinan estos concursos, a veces no se acercan a la dura realidad que están viviendo los periodistas en nuestro país.

¿Qué pasa con el periodismo en Córdoba, Sucre, Cesar, Riohacha, Chocó, Valle del Cauca, Cauca, y los que ejercen sus labores en la provincia y en los lugares más apartados de los centros de poder?

El periodismo en estos puntos geográficos del país se realiza bajo la amenaza, el miedo, el señalamiento, la presión y con una pauta publicitaria que siempre está dependiendo del político de turno.

Ya ni siquiera las emisoras comunitarias se salvan de estas persecuciones. ¿Los periodistas en estos departamentos si tienen  plena libertad para ejercer su oficio? ¿Y cuál es el papel que viene cumpliendo el gobierno Nacional, departamental y municipal para garantizarles la vida?

Se festeja el día de los periodistas pero muchos de ellos siguen siendo  víctimas directas del narcotráfico, las fuerzas del Estado, paramilitarismo y guerrilla.

Toda la arremetida se origina porque  denuncian la corrupción, la mala administración, el robo, el microtráfico, paga diario, la explotación minera, la explotación de los recursos naturales, los carteles y las alianzas perversas que hacen con grupos violentos y por el aval político a muchos sancionados  por corrupción y paramilitarismo.

Ojalá, estos premios nacionales de periodismo se den la tarea de poder auscultar mejor lo que hacen los periodistas en estos puntos geográficos de la Nación, donde  muchas veces no cuentan  con una verdadera infraestructura para hacer productos que llenen los requisitos que pide el catálogo de los premios. 

Ellos deberían ser ese punto de encuentro para que cada año los premios de periodismo les tributara un reconocimientos por su labor titánica, por vencer la muerte, el peligro y por ejercer un periodismo con responsabilidad y porque no con mucha ética y moral.

Y es preocupante el dato que nos indica que en los últimos 40 años se han asesinado en Colombia más de 154 periodistas. Estos crímenes deben aceptarse en un país que se aprecia de tener democracia y respetar los derechos humanos: creo que no. 

Se debe realizar una cruzada nacional para que todos estos asesinatos se den a conocer a los directos responsables y  se apliquen verdaderas penas contra los perpetradores de estos asesinatos  y desapariciones forzadas. Y el año 2018 sea el año de los periodistas asesinados. ¿Por qué no, buscar un día del año para tributarle un homenaje al día del periodista asesinado?

¿Quiénes son los mayores victimarios de los periodistas en Colombia: el estado, paramilitares, narcotráfico, mafias organizadas, los carteles de la corrupción conformada por  políticos?

Pedro Vaca, director ejecutivo de la Fundación para la Libertad de prensa en Colombia, habló en el programa ‘Revista de la Mañana’ sobre el ejercicio del periodismo en nuestro país. (Lea también: No tan buen Día del Periodista)

Por todo esto me pregunto junto a la profesora Lizet Espinel ¿Dan ganas de celebrar? en el día del periodista- No que va... Y ella propone categóricamente  luchar y reivindicar nuestros derechos. Y me hizo llegar una propuesta de 8 puntos para analizar, pensar, reflexionar y agregar otros más.

¡Hoy no se celebra el día del periodista!

1-Se celebra el día de la impunidad.

2-De la privatización de la información.

3-De los monopolios.

4-De los 'periodistas' que no son profesionales.

5-De las universidades indiscriminadas que arrojan miles de profesionales, al desempleo

6-De la Libertad de Expresión.

7-La no tenencia de la Tarjeta Profesional.

8-Se celebra las no garantías laborales.

Además, el día del periodista tendría que ser todo el año. Son los verdaderos protagonistas de la dinámica social que vive este país.  Ahora, en ese universo de periodistas existe una elite que vive amparada por la publicidad, el poder y también comen de la mermelada. Cuentan con guardaespaldas y son acólitos de la extrema derecha la que no le apuesta a la paz. Son el eco de las voces que aplauden el capital transnacional, la privatización y manipulan la información para tumbar alcaldes y son los 'líderes de opinión' que le juegan a la Posverdad y al castro-chavismo. 

___________________________________________________________________________________________

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.

Share this