Los libros son y serán una compañía en el recorrido de la vida

12/27/2019 - 14:10

Arminio del Cristo.jpg

El libro fácilmente te remite a otras épocas. Termina dando mucha creatividad e imaginación. Mejora la concentración en el proceso cognitivo. 

Los conceptos se fortalecen. La trasmisión de conocimientos forja un pensamiento crítico a partir de las ideas aportadas por los movimientos sociales, políticos, económicos, ambientales, científicos.

El escritor mexicano Gabriel Zaid en su libro "Los demasiados libros':  señala tres lugares para la difusión de los mismos.

1-El libro es el primero de los medios de comunicación masiva que surge en la historia, y sigue siendo el más noble.

2-La influencia de los libros es enorme: la cultura se extiende y comunica a través del libro.

3-Los libros no se difunden más porque son caros, sobre todo para las masas de los países pobres.

Termina afirmando: "La persona no lee libros porque nunca aprendió a leerlos, porque nunca "les dio el golpe", porque nunca les encontró el gusto, por lo cual nunca le gustarán. Y como, además, para tener éxito profesional y ser aceptado socialmente y ganar bien no es necesario leer.

Y los pocos que leen libros, porque tuvieron la suerte de tratar personalmente a unos pocos maestros que sí leían, y que esos minutos después de terminar la clase, o en el café, hicieron, fuera de horas, lo que debía ser el centro de las horas universitarias; esos poco que sí leen libros y que llegaron a leer hasta un libro diario (sin comprarlo, naturalmente: los vicios no admiten excusas falaces) ..."

Por eso, hoy quiero recomendar unos textos como punto de partida para comprender un sinnúmero de situaciones en el plano local, regional e internacional, incluyendo la literatura la cual nos brinda muchas luces para ser trasmitidas desde nuestras subjetividades.

Empiezo con el texto del periodista neoyorquino David Wallace-Wells 'El planeta inhóspito: la vida después del calentamiento', donde la crudeza de su narración nos pone a pensar en serio la crisis ecológica del planeta.

Nos dice: que el calentamiento global seguirá en aumento con grandes repercusiones ambientales para la humanidad. Las migraciones ambientales seguirán en aumento, hasta surgirán conflictos ambientales, crisis alimentaria.

El activista, filósofo, escritor Franco Berardi, nacido en Bolonia, escribió un libro, titulado, 'Fenomenología del fin: Sensibilidad y mutación conectiva', donde nos hace entender el papel del ser humano en este mundo globalizado.

Aquí habla de conectividad, estéticas globalizadas, lenguaje, excesos, neuroplasticidad, lo trashumano, mutación, consciencia, evolución etc.

El autor nos indica: "Pero entendí que esos sucesos no pueden comprenderse si no tenemos en cuenta la mutación antropológica que se ha producido en la sensibilidad durante la transición tecnológica. Si se quiere, este es uno de mis libros menos políticos.

Aquí no habló solamente de los trabajadores y del capital, hablo de la piel, del sexo y de la visión: al fin y al cabo, yo diría que refleja mi manera de comprender el significado íntimo de mi actividad social y de mi trabajo teórico".

Sin lugar a dudas, deben leerse para entender este mundo globalizado como etapa histórica.

El filósofo bogotano Roberto Palacio nos adentra en su libro 'La vida Erótica de los Filósofos', en la vida sexual de estos pensadores.

Una interesante relación entre literatura - filosofía. Ninguna de las dos pierde su rigurosidad por el tratamiento acertado del filósofo para comprender el comportamiento de cada uno de los personajes históricos mencionados en la narración: Sócrates, Diógenes el Cínico, Platón, Kant, Nietzsche, Rousseau, Lenin, Soren Kierkegaard, San Agustín y muchos más.

No podría dejar por fuera la novela del escritor colombiano Pablo Montoya, 'La escuela de música'.

Uno de los mejores textos del ganador del premio 'Rómulo Gallegos’; para mí el mejor escritor de la literatura colombiana después de la partida de Germán Espinosa y Roberto Burgos Cantor.

El futuro Premio Nobel de Literatura colombiana, ojalá, la vida me diera esa bonita oportunidad de verlo coronado en la ‘Sala de Conciertos de Estocolmo’.

Y cito las palabras del Premio Cervantes 2017, Sergio Ramírez, cuando escribió "La escuela de música es una luminosa novela de formación juvenil, es al mismo tiempo, una entrañable saga autobiográfica, y también un feliz tratado de aprendizaje y de reflexión vital sobre la música, entreverada a la violencia y la desazón de los años ochenta colombianos, cuando la muerte estalla con fulgores luciferinos por todas partes".

Qué decir del libro póstumo de Roberto Burgos Cantor, 'Orillas’ no puede dejarse a un lado. Es una invitación a la buena literatura. A la que nos tenía acostumbrado el escritor de barrio, farra, mercado, personajes de la vida cotidiana y él sabía encarar la historia con mucha magistraliadad.

Alonso Sánchez Baute, escribió para la Revista Arcadia, "Roberto Burgos Cantor deja un valiosos legado literario, como escribió Marino Cañizales en 'Aurora boreal', "supera con creces el lugar común de que la literatura es lenguaje" y deja también la enseñanza de quien supera siempre a sí mismo: el respeto la admiración por Roberto tienen de posos no solo el trabajo que se hace a pulso, con dedicación y disciplina, sino también la elegancia del amor, la sencillez del que es grande y la decencia del hombre en paz consigo mismo".

Para la memoria y no olvidar los días aciago de lo que fue y sigue siendo el paramilitarismo en Colombia, les hago un llamado para que lean la compilación realizada por Francisco Gutiérrez Sanín, Jennifer Vargas Reina, en "Despojo Paramilitar y su variación: Quiénes, cómo, por qué".

Este documento nos termina de informar aún más de la barbarie y el despojo de la guerra sucia.

Estas referencias también aparecieron en un escrito publicado en el diario el Espectador, el 1 de julio de 2016, escrito por el periodista, Juan David Laverde Palma, titulado: 'El vademécum del sufrimiento: Manual de Tortura Paramilitar'.

Los libros son esencia de la vida y para la vida. Al menos en estas vacaciones dedícale unos minutos, horas y días a uno de los más fieles compañeros.

Ellos te asombran y te despiertan del letargo histórico. Te invitan a no perder la capacidad de asombro.

Share this