Los jóvenes y sus nuevas experiencias a partir del mundo tecnológico

08/28/2017 - 15:23

Arminio del Cristo.jpg

Esta nueva generación está marcada por el placer que le brinda el mundo de la tecnología a partir de la presencia de los artefactos que producen las diferentes empresas que controlan la producción y el comercio en este ramo. Por ejemplo, estas industrias ofrecen un celular con innovaciones tecnológicas  y lo presentan como indispensable para que el comprador caiga de rodillas frente al consumo. 

Allí nos movemos nosotros,   y  la empresa que produce en serie, ya tiene otro  superior para remplazar el que adquirimos hace un par de meses. La publicidad despierta el interés, nos pone en onda con la moda, nos seduce con el encanto del color, el tamaño y la capacidad con la que sale al mercado que va desde la cámara  hasta el mínimo detalle de la pantalla.

Esta dinámica se convierte en una necesidad vital para el existir de los jóvenes. Ya no pueden vivir y concebir el mundo sino estos aparatos que hacen parte de su vida cotidiana. Quizás son tan indispensables que la estructura familiar está relegada a un segundo plano. El diálogo y la conversación ya no es una cuota de convivencia. 

Sólo tienen un referente cuando caminan, desayunan y almuerzan, están atrapados por la pantalla controladora de su celular. Chatean o están metidos en internet queriendo entender esa red que no solo desinforma, sino que juega con la mentira. Lo vuelve adicto. Ya no solo es la nicotina, cocaína, heroína, el alcohol o la marihuana. Ahora la adición también se encuentra en  estos artefactos que según los “entendidos” son indispensables  para  no quedar desconectado.

Mitcham, en su texto ´Las tradiciones humanísticas e ingenieril de reflexión filosófica sobre la tecnología’, manifiesta: "tecnófobos  que tienden a negarlo o a combatirlo, considerando que la sociedad puede redimirse si se libera del yugo de la maligna tecnología. Los tecnófilos tienden a aceptarlo, proclamando el advenimiento del aparato tecnológico que hará posible la redención social" Mitcham  (1994).

La educación y la actividad del ciudadano común y corriente que no se mueve en el mundo de las finanzas, ni hace parte de los grandes proyectos académicos de las universidades pueden abstraerse de esta dinámica. El hogar más pobre en este país tiene un celular: Se ha hecho necesario en su imaginario y el mercado capitalista lo hace ver como indispensable para una familia del siglo XXI, y que no es ajena a ese falso proceso de estatus y reconocimiento social.

Todo esto nos lleva a preguntarnos  ¿los jóvenes de hoy  están conectado con el pasado, con el campo, saben cómo se siembra, se recoge y que significa para ellos la actividad agrícola?  ¿Se hacen participes de estos procesos? A lo mejor no, o quizás un gran número de jóvenes sí hacen parte de esta actividad. 

Pero la gran mayoría no lo hace y allí es donde me remito a Michel Serres, cuando en su libro 'Pulgarcita' ha manifestado: "los jóvenes viven una vida completamente distinta que las generaciones anteriores: ya no habitan el mismo espacio, no se comunican de la misma manera, no perciben el mismo mundo. Las grandes instituciones datan de una época que ya no reconocen. Estos cambios tan decisivos repercuten en la sociedad en su conjunto, en la educación, el trabajo, las empresas, la salud, el derecho y la política".

Y el mismo Serres, continua diciendo: "estos niños viven, pues, en lo virtual. Las ciencias cognitivas muestran que el uso de la red, la lectura o la escritura de Wikipedia o Facebook no estimulan las mismas neuronas ni las mismas zonas corticales que el uso del libro, de la tiza o del cuaderno. No conocen ni integran, ni sintetizan como nosotros, sus ascendientes.

Ya no tienen la misma cabeza. Sin que nos diéramos cuenta, nació un nuevo humano, durante un intervalo breve el que nos separa de los años sesenta. Él o ella ya no tienen el mismo cuerpo, la misma esperanza de vida, ya no se comunica de la misma manera, ya no percibe el mismo mundo, ya no vive en la misma naturaleza, ya no habita el mismo espacio...".

Todo esto ha estado signado por las crisis que ha vivido nuestra sociedad que van desde el paso de la cultural oral a la escrita en el momento en que aparece el alfabeto. Un segundo momento cuando aparece la imprenta en el siglo XVI, y un tercer momento cuando aparece toda esa puesta de la revolución  electrónica, con la aparición de la televisión y se podría señalar el verdadero hito los momentos que estamos viviendo alrededor del gran avance electrónico y cibernético etc.

Unos momentos que no pueden negarse porque hacen parte de las transformaciones cuantitativas y cualitativas que ha vivido una sociedad que en ciertos momentos se ha resistido a estas, pero que ha terminado aceptándolas La expectativa ahora son los variaciones que se esperan en la educación, la ciencia, la salud y por supuesto en los jóvenes que viven  momentos de ebullición tecnológica.

_____________________________________________________________________________

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.

Share this