La lectura un punto de partida para comprender el mundo

05/04/2015 - 07:45

Arminio del Cristo.jpg

A raíz de la XXVIII Feria Internacional del Libro en Bogotá, me puse en la tarea de revisar el texto escrito por el maestro brasileño, Paulo Freire, titulado 'La importancia del acto de leer'.

El objetivo era volver a entender de nuevo ese proceso tan discutido por académicos, empíricos y especuladores de este magno ejercicio, incluyendo a los periodistas que no están formados en pedagogía ni en literatura. Más aún cuando el mismo autor, plantea que el proceso de leer es un acto político.  

Me encontré con unos aportes y los quiero traer a colación, de igual forma, como hice con las frases, oraciones y párrafos de Gabriel García Márquez, no  como un manera facilista desde el punto de vista periodístico, sino como un aporte para entender lo que significa este ejercicio; que es visto por un pedagogo que considera que la educación no debe ser bancaria pero si liberadora; El mismo autor termina planteando que el acto de leer es un acto político.  

A continuación me permito señalar los apartes más interesantes:

´Leer no consiste solamente decodificar la palabra o el lenguaje escrito antes bien, es una acto precedido por y (entrelazado) con el conocimiento de la realidad'.

'El lenguaje y la realidad están interconectados dinámicamente. La comprensión que se alcanza a través de la lectura crítica de un texto implica percibir la relación que existe entre el texto y el contexto'.

'El acto de leer: primero, la lectura de la realidad requiere de la realidad, la pequeña realidad en la cual me movía; luego, la lectura de la palabra  que a lo largo de mi escolaridad no siempre no siempre fue la palabra- realidad. El hecho de tratar de entender mi acto de leer la realidad particular en que me movía resultaba de la mayor importancia'.

'Realmente, ese mundo especial se presenta como el campo de mi actividad perceptiva y por lo tanto como objeto de mi primera lectura. Los textos, las palabras, y las letras de ese contexto estaban encarnados en una serie de cosas, objetos y signos. Al percibirlos, yo me experimentaba a mí mismo y, cuando más lo hacía, más aumentaba mi capacidad perceptiva'.

'También formaba parte del contexto de mi realidad inmediata el universo lingüístico de mis mayores y, la expresión de sus creencias, gustos, temores y valores, que vinculaba mi realidad a otras maneras más amplia cuya existencia yo no podía ni siquiera sospechar. Sin embargo, a medida que me familiarizaba con mi realidad y la comprendía mejor, al leerla mejor, mis temores disminuyeron. Con ella, la lectura de la palabra, la frase y la operación, nunca implicó una ruptura con la lectura de la realidad. Con ella, leer la palabra, significa leer la palabra-realidad'.

'Los estudiantes no tenían que memorizar mecánicamente la descripción, sino más bien aprender su significado subyacente. Sólo así podían saber cómo memorizarlo, cómo fijarlo. Memorizar mecánicamente la descripción de un objeto no significa conocer el objeto'.

'Creo que la insistencia de muchos maestros en el sentido de que los estudiantes lean una innumerables cantidad de libros por semestre, deriva de una comprensión equivocada de lo que significa leer'.

'La obligación que tenemos todos- maestros alumnos- de leer literatura clásica de una tema determinado con seriedad, con el fin de apropiarnos de los textos y crear la disciplina intelectual sin la cual nuestra práctica como maestros y alumnos no resulta viable'.

'El estudiante es el sujeto del proceso aprendizaje de la lecto-escritura en tanto acto de conocimiento y de creación. El hecho de que necesita la ayuda del maestro en cualquier situación pedagógica , no significa que esa ayuda anule la creatividad y la responsabilidad del alumno en la construcción de su propio lenguaje escrito o en la lectura del mismo'.

'Aprender a leer y escribir significa crear y armar una expresión escrita para lo que pueda decirse oralmente. El maestro no puede hacerlo por el alumno, puesto que es una tarea creativa de este último'.

Por último: 'la lectura refiere a la escritura, manuscrita o impresa y la escritura tiene su origen en el lenguaje. Leer es dejar que le hablen a uno. Aquí hay un momento hermenéutico. ¿Quién puede leer sin comprender? Todo lo que no sea introducirse desde el lenguaje en lo suscitado por el balbucear, hablar entrecortadamente, deletrear. El habla requiere, comprensión de la palabra que se dice. También de la propia palabra. Todos sabemos lo que significa no comprender las palabras de uno mismo'.

Aquí sólo seguimos en la búsqueda de encontrar todo tipo de aportes que  permitan seguir estimulando la lectura, entre niños, jóvenes, adultos y la tercer edad, que tanto la necesitan para que no pierdan su capacidad de asombro cuando llega a esa edad trágica para ellos. Ya se convirtió como terapia para los que sufren del mal de Parkinson. Seguir impulsando los clubes de lectura, darle fuerza a las biblioredes y mucho más a la lectura en voz alta que impulsa el Ministerio de la Cultura.

____________________________________________________________________________

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.

Share this