Julio ‘el Donald Trump’ Correal

05/15/2017 - 12:49

ANDRES VALLEJO RAMIREZ.JPG

Deberíamos acabar con Rock al Parque, ya hizo lo que tenía que hacer, ahora no es claro cuál es su norte.

Igual no se preocupen, el Festival no se puede acabar, toca hacerlo o hacerlo, gracias al hoy ministro David Luna y antes concejal de la ciudad, la corporación determinó que Rock al Parque es Patrimonio de los bogotanos, así que sin importar quién es el alcalde, se hace o se hace. Eso sí cada burgomaestre busca la manera de sacarle jugo o de torpedear el Festival.

Para no ir tan lejos un ex alcalde puso a Santiago Trujillo a la cabeza de Idartes, él sin el menor respeto le dio la espalda a Daniel Casas, especialista musical, cabeza de este evento y fracasaron. No tuvo más remedio que recular y traer a una persona que realmente supiera de rock, Chucky García quién revivió Rock al Parque. Pese a todo Trujillo era un hombre querido y con credibilidad, eso sí a pesar de sentirse menos que Casas, se puede decir que su paso por Idartes fue bueno, no tanto por lo que hizo en Rock al Parque.

Con la llegada de Peñalosa, él nombró a Juan Ángel un desastre absoluto, pero con Chucky cerca la cosa no salió mal, pero para esta edición el desastre se adelantó al concierto. Por primera vez en la historia del Festival se invita y expulsa a un artista. El error garrafal obviamente compromete a la inepta cabeza de Idartes y a Julio Correal que es un hombre amado por los artistas, marihuano conocido de todos los festivales y para ser justos un tipo que no le dice no a las entrevistas.

Lamentablemente, el clásico estereotipo de fumador yerba de amor y paz, se trasformó. Es más cercano al de traficante: señala, amenaza y ordena. Esa es su nueva adicción, la del poder. Eso sí, les confieso no sé si es nueva.

Julio Correal es el nuevo Trump.

Ahora bien, hablemos de Paul Guillman. Un artista con 40 años de experiencia. Es difícil comprarlo con un artista nacional, sin embargo, a nivel de rock es acertado decir que es como un Elkin Ramirez (Kraken) para nosotros, pero con una pizca de Carlos Vives, por el pasado en común de galán de telenovelas. Claro que es un chavista, hace años fue a la emisora y en una conversación que hicimos en ‘Ritmos y Rock’, el 90 % del tiempo nos habló de política.

Sin embargo, voy a decir lo obvio, no se puede expulsar a un artista por su filiación política. Ustedes se imaginan un Rock al Parque solo con santistas y peñalosistas. Pues, le tocaría a Tutina con los hijos y Juan Ángel con Antonio Casale hacer mímica mientras suena Maná de fondo.

Sería infame pedir que no más Correal con contratos con el Estado. Además, él tiene  derecho a expresar su opinión por más desmesurada, demagógica que sea. Lo que no puedo entender es que Idartes muestre tal debilidad, no pueda garantizar la seguridad en un evento como este. Deberían invitar de nuevo al artista venezolano.

Pero lo más triste es ver como el Rock muere ante nuestros ojos, la evidencia está en que ninguna banda ha renunciado a tocar en el Festival por solidaridad. Veo con mucha desconfianza la cobardía de cada una de las bandas que les da igual que le den la espalda a una institución musical por sus creencias, mañana cuando nos pasen por encima, no esperemos solidaridad que de eso por aquí no hay.

____________________________________________________________________________

En un rincón: fumar marihuana no es delito, así como Julio Correal lo ha hecho yo también, pero pilas, tocará investigar si esta es una razón para perder el juicio.

_____________________________________________________________________________

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.

Share this