Iván Duque, mal aprendiz, buen destructor

03/11/2019 - 09:59

ANDRES VALLEJO RAMIREZ.JPG

Al presidente Duque parece que solo lo trasnocha su imagen, salió peor que Juan Manuel Santos en todos los sentidos.

Debo ser claro, no voté por él, mi voto fue por Gustavo Petro, un político que me gusta, pero sabia que en caso de ganar no podría gobernar de la manera que él quería y no me refiero a una dictadura sino por su nulo peso en el Congreso, las elites en contra,  la prensa que minaría cada día su imagen, es más tengo la certeza de que él no terminaría su periodo presidencial. En fin, eso hace parte de la especulación.  

Hago la aclaración porque quiero ser transparente, sincero, no quiero posar de lo que no soy. No estoy feliz de escribir una crítica contra el primer mandatario, no le deseo el mal, no lo odio, es más creí que su juventud era sinónimo de progresismo y que al alcanzar tan joven tal responsabilidad, su visión, su futuro, su legado, eran elementos importantes al momento de actuar. Hasta creí que sus nombramientos en las carteras de personas técnicas y no políticas eran parte de ese ejemplo.

Pero ese encanto fue efímero, los ministros son insípidos, nadie los conoce y los que sí, los de peso, son uribistas extremos, tanto que parecen nombrados por el propio Uribe y antes de finalizar este párrafo no sé muy bien por qué escribo "parecen". Nombramientos llenos de vergüenza y debate.  Cambiamos la mermelada, pero solo de sabor, ya no es tan descarada con los otros partidos, aquí solo se empalagan los cercanos al dueño del partido.

Fedegan, cargos diplomáticos para cercanos no diplomáticos, los medios públicos en manos de quién sabe quién, a la deriva las instituciones culturales e históricas. Por más benévolo que uno sea es difícil encontrar aciertos.

Líderes asesinados, el recrudecimiento en la guerra con el ELN (La guerrilla también gran responsable de este fracaso), la reforma tributaria, el paro estudiantil, la persecución contra los docentes, la censura, los daños ambientales, el debate sobre el fracking, el glifosato. En tan corto tiempo el aprendiz demostró que no tenía ningún norte. Santos era el de la paz y Duque, ¿cuál será su legado?

Todo esto no es lo peor, hay algo más, su mala imagen más que merecida, pero los cambios en las cifras a favor de la imagen presidencial son igual de preocupantes. Iván Duque no llegó a la Casa de Nariño por ser de extrema derecha, sino por pasar como un candidato de centro, pues ahora cada anuncio que inclina la balanza a la extrema derecha incrementa su imagen.

Duque es aceptado cuando ataca la dosis personal, al alzar la voz para denunciar al presidente Nicolas Maduro, eso le ha dado un nuevo respiro en su imagen, tanto que ahora quiere darle un golpe de muerte a la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) así que el jefe Estado ahora objeta algunos artículos de la JEP, una canallada similar al cambio del articulito, en esa ocasión la idea era perpetuarse en el poder, ahora también.

En año de elecciones vuelve el miedo, el discurso mojigato de paz sí, pero no así. Claro que nadie quiere que los crímenes atroces queden en la impunidad, pero después de décadas de guerra y años de conflicto el mundo y buena parte de los colombianos entendimos que lo mejor para el futuro del país es la paz, nos da la tranquilidad de proteger a los niños de las violaciones de la guerrilla y de los falsos positivos de las Fuerzas Militares. Episodios que duelen, pero no podemos perpétralos por el cambio de unos artículos. Tampoco podemos incumplir la palabra a una guerrilla que se desarmó y hoy es un grupo político.

Con esta determinación de Duque se le da la razón a Iván Márquez y al Paisa que denuncian la falta de garantías, a ellos hay que tenerlos en medio del proceso, no iniciando una guerra.

Este tipo de anuncios quieren dividir al país y manipular las votaciones de este año a favor del uribismo. El problema no es solo que un inexperto presidente este pendiente más de los grupos focales, de su imagen, y de Maduro, sino que el uribismo llegó al poder y va hacer todo lo posible, para anular otros pensamientos políticos y su objetivo es claro, perpetuarse en el poder como el chavismo en Venezuela.

___________________________________________________________________________________________

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.

Share this