Entre melodías y canciones se tejan muchas historias en el vallenato

06/20/2016 - 15:26

Arminio del Cristo.jpg

Los compositores y acordeoneros del ayer cogían la melodía de canciones y se las ponían a sus creaciones, en el trabajo de campo que he realizado a interior del folclor vallenato hay muchos ejemplos. Qué bueno es poder encontrar estas piezas musicales, son joyas en el universo vallenato. Dichas canciones no pierden su grandeza, así la melodía este en dos composiciones con letras distintas; lo importante es que gozan de mucha credibilidad.

Este es un ejercicio musical que permitió encontrar dos y más canciones grabadas con la misma melodía. Hacemos la aclaración, no suenan mal, son agradables al oído porque se cantan y se tocan con mucha fuerza interpretativa y no dejan de ser excelentes piezas para la época; superando a lo que se encuentra hoy en el mercado de la música vallenata.

Para esos tiempos no se oía mal ni era un descaro entre los propios compositores y músicos que tomaran la melodía de esas canciones y se las pusieran a sus composiciones. El hecho se consumaba por los territorios  donde circulaba la canción sin que apareciera el dueño de la composición, acto seguido el acordeonero sin pedir permiso ni autorización cogía la melodía y sin perder más tiempo se la ponía a  su composición y empezaba a circular.

No había reparo entre ellos, al contrario, el autor se sentía complacido de que su melodía fuera tocada por una de las figuras del momento. Ellos solían decir "la tome prestada"; como tampoco existía el reconocimiento pleno y jurídico sobre derechos de autor, no existía el monstruo de mil cabezas llamado Sayco.

Y aquí podemos señalar a muchos acordeoneros y compositores, entre los que se encuentra, Alejo Dura, Abel Antonio Villa, Luis Enrique Martínez, Enrique Díaz, Rafael Escalona, Leandro Díaz, Los Betos, Hermanos Sarmiento, Hermanos Zuleta, Crescencio Salcedo, Tobías Enrique Pumarejo, etc., estas coincidencias pasan en la música vallenata y no le quitan la grandeza a ninguno de ellos.  Lo interesante es que hubiesen podido reconocer que si se hicieron el préstamo de las melodías y no negar el hecho, que eso sí sería grave.

A esos maestros del ayer no le vamos  hablar de ética. A los que si les tengo que mencionar la ética, es a los artistas vallenatos que  pregonan ser estrellas y andan gritando, saltando y pidiendo histeria en las casetas de los pueblos y ciudades, debo advertir: a esas presentaciones y bacanales no se les debiera llamar conciertos, el concierto es otra forma de mirar, entender y asumir la música.

Aquellos que se consideran figuras del vallenato si deben transitar por esa ética y entender que en cada uno de los toques realizados en las casetas o bailes populares hay un público que merece respeto; donde no se puede llegar borracho; ser puntual. Que su sentir debe ser de este mundo y no llegar en la confusión de no saber dónde está; respetar el lenguaje; saber comportarse como sujeto público y si quieren coger testículos, besar, agredir verbalmente, saludar paramilitares, capos y las mafias de la contratación esperen que termine la caseta o el famoso 'concierto'. Y si quieren bailar de reversa háganlo en su intimidad están en todo su derecho. Existe un listado de artistas que dan el buen ejemplo en sus presentaciones en otros géneros musical; el vallenato cuenta con contadas excepciones. Estas presentaciones debieran ser un referente y un punto de partida para estos 'consagrados'.

Esos compositores y acordeoneros que cogían las melodías prestadas quizás no fueron falsos, entre ellos existió la "palabra de gallero", no eran envidiosos, eran solidarios y nunca se dieron a la tarea de no pagar y si reconocían el pago justo a sus compañeros de época.

Las 'figuras del vallenato' hoy no quieren reconocerles a sus músicos un salario digno o un pago de acuerdo a su profesionalismo. Y no debieran ampararse ante Dios, para ser un mal patrono y gritar a los cuatro vientos que son cristianos, pero sus demostraciones y su condición humana se queda en el suelo cuando terminan maltratando a los músicos de su agrupación o desconociendo sus derechos. 

_______________________________________________________________________________

 

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.

Share this