Educación, Comunicación y Comunidad

11/28/2016 - 13:02

Arminio del Cristo.jpg
(Segunda entrega).
 

Varios pensadores empezaron a realizar aportes significativos en búsqueda de la consolidación de esa "comunicación horizontal", como es el caso de Richard Johannesen (Johannesen, 1971), quien produjo un valioso resumen analítico de las conceptualizaciones de la "comunicación como dialogo'; también Antonio Pasquali (Pasquali, 2972) aportó bases interesantes al tema al analizar críticamente la comunicación en su relación con 'la cultura de masas".

Por su parte, Díaz Bordenave (Bordenave, 1972) evaluó perceptivamente la evolución inicial del concepto de comunicación hacia un modelo democrático, teniendo gran influencia de la propuesta de Freire. 

En 1973, Jean Cloutier  (Cloutier, 1973) planteó el esquema "Emirec", que consistía en conjugar al emisor y al receptor, y Frank Gerace (Gerace, 1973), basado en el planteamiento de "educación para la liberación", de Freire, profundizó experiencias pioneras de Bolivia y Perú para ahondar en la naturaleza de la "Comunicación Horizontal".

También hay que nombrar el aporte de Fernando Reyes Matta, quien desarrolló en alto grado de detalle un marco operativo "modelo de comunicación con participación social activa" (Matta, 1977), con este trabajo el analista propuso un amplio y pragmático diseño de organización institucional para hacer posible la comunicación horizontal.

Aunque conceptos como "derecho de comunicación, acceso y participación no parecían haber sido claramente definidos, Reyes Matta buscó utilizarlos de manera interrelacionada.

Finalmente, dos investigadores estadounidenses, Harms y Richstad (L.S. Harms y J. Richstad, 1977) llevaron a cabo de manera pionera esfuerzos sistemáticos para interrelacionar las nociones de "derechos de comunicación, recursos y necesidades". Llegaron a un "modelo de intercambio de la comunicación humana que, a pesar de algunas limitaciones, como su naturaleza diádica, ofrece introspecciones democratizantes y muestra considerable de poder heurístico.

Este modelo no trató de integrar "derechos-necesidades-recursos de comunicación con acceso-dialogo-participación en comunicación". Así como tampoco ninguno de los modelos mencionados anteriormente se ocupa específicamente de las finalidades de la comunicación horizontal se cuentan:

Acceso: como el ejercicio del derecho a recibir mensajes.

Diálogo: como el ejercicio efectivo del derecho a emitir mensajes.

Participación: como el ejercicio efectivo del derecho a emitir mensajes.

Comunicadores: son todos los seres humanos aptos tanto para recibir mensajes, como para emitirlos.

Derechos a la comunicación: como el derecho natural de todo ser humano a emitir y recibir mensajes intermitentemente o al mismo tiempo.

Necesidad de comunicación: en tanto una demanda natural individual como un requerimiento de la existencia social para usar los recursos de comunicación, a fin de entrar a compartir las experiencias por interacción mediada por símbolos.

Recursos de comunicación: es cualquier elemento energía/materia - cognoscitivo, afectivo o físico-utilizable para hacer posible el intercambio de símbolos entre los seres humanos.

Libertad: considerado como un concepto relativo, ya que la libertad absoluta no es deseable ni viable. La libertad de cada individuo está limitada por la de otros y esa restricción es el producto del acuerdo de responsabilidad social al servicio del bien común. La libertad de cada sociedad está condicionada a su vez, a la libertad de las demás sociedades.

El igualitarismo: también es un concepto relativo, según Beltrán, ya que la absoluta igualdad no es posible. No puede lograrse la simetría total en la distribución de las oportunidades para emitir y recibir mensajes. Las oportunidades  similares son posibles en la medida en que resulte factible expandir las oportunidades de recepción y en la medida en que el reducir significativamente la concentración de las oportunidades de emisión pueda no resultar imposible, esto quiere decir que lo que se debe buscar es el equilibrio justo de las proporciones y no la equivalencia matemática.

La influencia: sobre el comportamiento es una finalidad lícita sujeta a la condición de que no sea unilateral, autoritaria o manipuladora. Esto quiere decir, según Luis Ramiro Beltrán, que la persuasión, que al menos potencialmente es mutua y que en efecto respete la dignidad humana, no tiene por qué descartarse como un propósito de la comunicación.

Sin embargo, la persuasión no deja de ser una entre las muchas metas de la comunicación y nunca debe considerarse como la más importante. A partir de estos aportes Luis Ramiro Beltrán propuso una definición delo concepto de "Comunicación Horizontal":

"La comunicación es el proceso de interacción social democrática, que se basa sobre el intercambio de símbolos por los cuales los seres humanos comparten voluntariamente sus experiencias bajo condiciones de acceso libre e igualitario, dialogo y participación. Todos tienen el derecho a comunicarse con el fin de satisfacer sus necesidades de comunicación por medio del goce de los recursos de la comunicación. Los seres humanos se comunican con múltiples propósitos. El principal no es el ejercicio de influencia sobre el comportamiento de los demás". (Beltrán, 2014).

En la tercera entrega, que es la parte final de este ejercicio de reflexión, haremos referencia a las consideraciones operativas que propone el maestro Luis Ramiro Beltrán.

 _______________________________________________________________________________

 

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.

Share this