Diálogos de Don Chepe

06/02/2017 - 15:22

José David Lamk_ Opinión.jpg

Después de más de siete whatsapps y de dos intentos de hablar por Skype, Jacinto logró comunicarse con Don Chepe.

Su saludo fue el de una persona dolida por el desplante de un amigo: HolaDon Chepe, dijo Jacinto, como que le está yendo muy bien de vacaciones, o al menos es lo que dicen los amigos que lo ven por Facebook y todas esas maravillas de la tecnología de las comunicaciones, tanto que no le ha quedado tiempo para nuestros diálogos.

Don Chepe, haciendo caso omiso de la ironía le responde: Jacinto, debe comprender que este viaje fue una oportunidad única de compartir con todos mis hijos una serie de actividades muy especiales: la primera comunión de mi único nieto; la nacionalización de mi hija Yamile, su cumpleaños (hacía 17 años no estábamos con ella ese día), su graduación en un curso de superación personal y el día de las madres. Como puede ver ha sido una agenda familiar muy variada y una ocasión muy especial porque pudimos estar todos juntos, al menos en algunas de ellas.

Jacinto,interrumpe la euforia de Don Chepe y le dice: ¿lo oigo muy emocionado, pero, eso me parece que no es parte de los temas de dialogo que solemos mantener o sí?

Un tanto contrariado Don Chepe le responde: pues claro que no, pensé que le gustaría compartir conmigo esos momentos íntimos y especiales. Jacinto, comprendiendo que había golpeado bajo a Don Chepe, le respondió: perdone mi torpeza, gracias por compartir conmigo esos momentos que lo hacen feliz.

Superada la situación inicial, Don Chepe le dijo a Jacinto: ¿creo que, por esta vez, el tema y su desarrollo lo voy a hacer yo, tiene alguna objeción? Claro que no respondió Jacinto, algo sorprendido.

Mire Jacinto, cómo son las cosas cuando se viven de cerca; yo, no comprendí la razón por la cual una parte de la población estadounidense votó por el señor Trump (un candidato multimillonario, sin experiencia política, torpe diplomáticamente), hasta oírle decir a mi hija, nueva ciudadana estadounidense, que buena parte de los votos los obtuvo por el discurso en contra de los inmigrantes y de los tratados de libre comercio, responsables según el Señor Trump, de la pérdida de miles de empleos, de la caída en la calidad de vida y del aumento de la condición de pobreza de miles de estadounidenses de raza blanca, argumento que está muy arraigado en la mentalidad de la población afectada por el cierre de fábricas trasladadas a otros países con mayor competitividad de la mano de obra, como México, China, Canadá y aún la India.

‘América para los americanos’, fue el caballo de Troya sobre el que se escudó Trump para llegar a la presidencia. La pregunta que se hacen hoy, los estadounidenses, después de cien días de la posesión del Señor Trump, como el presidente #46 de la Unión, es: ¿cómo lo va a hacer? ¿cómo va a recuperar los puestos de trabajo perdidos, si en cada país, excepto tal vez México, que recibieron el capital y la tecnología estadounidense, existen intereses del grupo Trump?

Pero, es que además del discurso populista, hay algo que asusta y es la alianza política que establecieron la campaña de Trump y la inteligencia rusa y, no a las espaldas del candidato, sino en virtud de los grandes intereses comerciales de la llave Putin – Trump y que ha causado la caída de su primer asesor de seguridad y del director del FBI, por razones diferentes, y que tiene en la mira de los investigadores hasta al super yerno del presidente y que está siendo investigada por las agencias de seguridad de los Estados Unidos.

Don Chepe,le interrumpe Jacinto, pero hay algo que nos afecta directamente a los colombianos y es que en la reunión Trump – Santos, una vez más y después de mucho tiempo la agenda se centró en el tema del crecimiento de los cultivos de coca y la poca eficacia de las medidas colombianas para su erradicación. Casi como una amenaza el presidente Trump, le dijo al presidente Santos, que por ningún motivo toleraría el aumento de la coca procedente de Colombia. Lo que desconcierta es que el gobierno colombiano sigue “escondiendo verdades”.

Pero, además hay que tener en cuenta el punto de vista del profesor Wasserman, que en su columna del 24 de noviembre de 2016, dijo que: “a Trump lo eligieron quienes no creían que realmente hablaba en serio”

Y, continúa Jacinto, cambiando de tercio, como dicen los taurófilos, para completar la mala racha del gobierno y el acuerdo con las FARC, la Corte Constitucional le devolvió al Congreso la facultad de debatir cada uno de los puntos del acuerdo de paz, fallo que según el señor Jesús Santrich (¿constitucionalista?), es más político que jurídico.

Lo cierto es que las relaciones FARC – Gobierno, pasan por uno de sus peores momentos, como que se le puso en bandeja de plata un argumento a las FARC para demorar el desarme, la entrega de los niños de la guerra y las caletas, que constituyen sus verdaderas fortalezas, pero a la vez su gran debilidad.

Y, como la comunicación cuesta pues hasta la próxima dice Jacinto. Don chepe se queda cavilando y se pregunta: ¿acaso la mala imagen del presidente, tiene que ver con las verdades ocultas o con las verdades a medias, que se han vuelto costumbre en el gobierno?

_____________________________________________________________________________

 

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.

Share this