Claudia ni mamerta, ni hija de puta

06/25/2018 - 04:55

ANDRES VALLEJO RAMIREZ.JPG

Los hermanos sin el menor pudor se echan la madre a cada rato, escucho a las jóvenes madres decirles lo mismo a sus bebés inquietos. Y quién no lo ha dicho con cariño cuando se es un poco ordinario – hola hijuepueta, qué hay de su vida.

Sí, el madrazo lo decimos y lo decimos tanto que ya nos dejó de parecer terrible es vasta la cantida de su uso. El caso de la senadora Claudia López en la que un honorable padre de la patria del Centro Democrático, con la mayor cobardía, se lo dijo para intimidarla, sin embargo, buena parte de la reacción fue la normalización, es más, no falta quién cree que ella se lo ha sabido ganar, de seguir esta normalización de los insultos no veremos problemas en que los senadores se llamen entre sí gonorreas.

! Ah mal que estamos! un congresista cuyo padre por poco es presidente del país está tan embarrado de problemas que su nombramiento de jefe de debate del presidente electo, Iván Duque duró un par de horas porque su vinculación solo traía problemas, a pesar de eso Álvaro Uribe le dio una curul en el Congreso a su hijo, exacto en cuerpo ajeno.

El grosero hijo de Ramos llamó a Claudia López "hijueputa", ella le contestó que era hija de una maestra honesta y lo que debió ser una razón para rechazar el ataque contra una mujer, nos salió mal, buena parte de la sociedad reaccionó como una hija de puta.

El poderoso senador Uribe ante lo sucedido hizo un chiste de todo este desafortunado episodio, sí un chiste. En vez de rechazar la actuación de su congresista, sí porque es de él, él es el jefe de todo el Centro Democrático, se sumó a la gavilla y le dijo a la víctima que era una boquisucia en medio de una risa y de aplausos de sus subordinados recordándole a Colombia que él vuelve al poder.

Sí un senador le dice hijueputa a una mujer, es grave, pero si no mostramos nuestro rechazo, nos jodimos.

En el Twitter de una no muy conocida profesora de periodismo, ella invitaba a sus seguidores de una manera solapada a que le ayudaran a como insultar a Claudia López, yo que no soy tan activo le escribí mi molestia agregando que la senadora era ejemplar, oh sorpresa los seguidores de esa cuenta se molestaron argumentando que ella no era una mujer de bien. Mi asombro fue tan grande que les cuestioné que si el problema era que ella era lesbiana o por el hecho de ser mujer. La respuesta fue lapidaria, no aceptaban mi discurso feminista.

Confieso que en muchas ocasiones no he estado de acuerdo con los argumentos o con ciertos procedimientos de Claudia López, no obstante, veo en ella a una gran mujer con un potencial político que la debería llevar a ser la primera mujer presidente en Colombia, pero en un país donde ser lesbiana parece delito, donde no soportamos que una mujer eleve su tono de voz y menos aceptamos que tenga razón, parece imposible que eso pase en nuestra patria, ese terreno en donde los que se hacen llamar gente de bien le dicen hijueputa a una mujer, otros no les importa, pocos votan en blanco y una buen parte nunca votará, así que concluyo que ella nunca lo será. 

El uribismo ganó, lo acepto, les deseo lo mejor, pero no podemos dejar de exigir el respeto a pensar diferente. Colombia no se divide entre los buenos muchachos y los antipatriotas, no pueden pasar por encima de los que piensan diferente, nunca más a los falsos positivos, nuca más a las chuzadas, nunca más a la estigmatización, no pueden invisibilizar a Claudia López, no le pueden negar a las FARC, a Antanas Mockus, ni Angela María Robledo y menos Gustavo Petro lo que ya ganaron en el Congreso. No van a hacer una dictadura en nuestro país, no van a llamar a nadie nunca más como un hijo de puta, si normalizamos esto, en cuatro años estaremos en una puta dictadura.

_____________________________________________________________________________

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.

Share this