¿Qué ha pasado con la sustitución y la JEP en Colombia?

10/18/2017 - 13:57

Arminio del Cristo.jpg

Hay unos temas que se han vuelto demasiado álgidos no solo para el Gobierno Nacional sino para el pueblo colombiano y estos tienen que ver con la sustitución de cultivos, la JEP y la corrupción. Estos tres casos, poco a poco se han ido convirtiendo en bandera para la campaña presidencial.  Aliados con representantes, senadores, alcaldes y gobernadores que han sido el eje central de  la corrupción en Colombia.

Contra la JEP se ha despotricado y la posverdad ha orquestado una serie de improperios. Empezando por el Centro Democrático, Cambio Radical y sectores de derecha que no comulgan con las propuestas que allí se tejió desde  la justicia colombiana y  el acuerdo de La Habana. 

Es cierto que no es un paradigma absoluto, tiene fallas y  puede estar pecando por omisión. Pero sí es un adelanto jurídico para nuestra justicia y  marcará un hito en la historia del país, como adelanto y progreso para una sociedad que solo ha vivido de la violencia, de guerras fratricidas y de no conocer la reconciliación.

De allí que recoja lo escrito por Rudolf Hommes, titulado 'Desproporciones' y publicada el domingo 8 de octubre del 2017 en el diario El Tiempo, donde manifestaba: "el gran peligro que enfrenta Colombia no son la Farc ni la composición de los magistrados de la JEP. Es el propósito manifiesto de la derecha de hacer inviable la paz con quienes se sometieron voluntariamente en condiciones negociadas y están a merced del Gobierno, del Congreso y de la Corte Constitucional. Se puede repetir lo sucedido al final de los 50, cuando desconocieron y sabotearon la paz acordada, la cual tuvo como consecuencia que los conflictos armados se prolongaran otros 60 años..."

El mismo Rodrigo Uprimmy, en su columna publicada el domingo 1 de octubre del 2017, y que título 'La JEP', indicaba: "no es cierta la crítica de que la JEP tendría un sesgo ideológico a la izquierda. Aunque hay algunos integrantes que vienen de organizaciones de derechos humanos, que algunos asocian a la izquierda, hay igualmente otros que vienen de la justicia penal militar, que otros asocian a la derecha, como el coronel Suárez, ex presidente del Tribunal Superior Militar. La JEP es pues también filosóficamente un tribunal plural. Y en todo caso, de estos magistrados se espera que decidan con base en la evidencia y no en sus visiones ideológicas".

Y de la sustitución que dilema. Es otro interrogante histórico. La sustitución en Colombia se ha convertido en un problema  que nunca  va a resolverse, porque el Estado con los gobiernos  no tiene voluntad política y siempre los partidos tradicionales han legislado es en beneficio del hacendado, el terrateniente y el gran latifundio. Aquí en esta cruzada los que pierden son los campesinos, indígenas, afros, y los líderes en derechos humanos;  el narcotráfico y los paramilitares son los más interesados en que el proceso de sustitución no llegue a feliz término.

Por eso el sociólogo Alfredo Molano, en su columna, 'De sustitución, ni pío', publicada también el 1 de octubre del 2017, indicaba, "Rafael Pardo, a quien elogié cuando fue nombrado ministro de Defensa; critiqué siendo Consejero de Paz y director del Plan Nacional de Rehabilitación, encargado en ese entonces de la erradicación y la sustitución, fracaso en el intento de liquidar a las Farc con la toma de Casaverde y fracaso también con la erradicación y la sustitución de los cultivos de coca y amapola. Y hoy nada ha hecho por ir a la raíz del problema: el endeudamiento de los colonos con los comerciantes, la falta de vías, la falta de precios de sustentación, la falta de crédito, la falta de títulos de propiedad, la falta de protección del Estado sobre sus tierras.

En sustitución poco ha hecho el Ministerio del Posconflicto. Casi nada. Programitas sueltos, incoherentes, manejados con ilusiones y demagogia barata. Sobre erradicación se muestran cifras infladas, cifras políticas, con la esperanza de que Trump no descertifique al país, pero poco se puede mostrar de la sustitución, que es la única acción que puede llegar al origen del problema".

Ese es el duro problema por el que atraviesa hoy en día nuestro premio Nobel de Paz. Le falta pocos meses para terminar su mandato y se va con un proyecto medio concluido. A quedado solo su vicepresidente, el dela infraestructura, quien ha reconocido que adelanto su campaña con uno de los mayores presupuesto que ha podido tener un vicepresidente - candidato. Lo deja boicoteándole el proceso de paz y serio destructor del mismo, así salga a decir que el sí respalda a la JEP  y a la paz.

_____________________________________________________________________________

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.

Share this